RGPD - Cookies
Internacional

No se logra un final feliz en las negociaciones entre la Autoridad del Canal de Panamá y la constructora Sacyr

No se ha llegado a un acuerdo para conseguir una solución en el conflicto sobre las obras de ampliación del Canal de Panamá que se habían marcado la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y la constructora Sacyr.

En un comunicado remitido por la empresa española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se advierte de que la ruptura del pacto «supone 10.000 puestos de trabajo en riesgo inminente» y se amenaza de que “se enfrentarán años de disputas ante los tribunales nacionales e internacionales sobre los pasos que han llevado el proyecto al borde del fracaso». La constructora española ha comenzado la sesión bursátil del día de hoy con caídas cercanas al 8%.

Las constructoras reiteraron «la importancia de recibir el pago de 50 millones de dólares de la ACP por una factura pendiente para permitir los pagos a las subcontratistas y a los trabajadores y cubrir así las nóminas de esta semana». Sacyr señala que esta petición no ha obtenido respuesta y que el consorcio «sigue buscando una solución integral». La empresa española explica que sus propuestas permitirían terminar el proyecto, al tiempo que cumplen «el contrato y las leyes aplicables de la República de Panamá y el derecho internacional».

El conflicto entre el Canal de Panamá y el grupo de empresas estalló el pasado 2 de enero, cuando el consorcio amenazó con suspender las obras argumentando la falta de liquidez causada por unos sobrecostes estimados en 1.600 millones de dólares (1.200 millones de euros). Tras varias negociaciones y la ampliación en tres ocasiones del plazo marcado para evitar la interrupción de las obras, no se ha llegado a un pacto.

 

También te puede interesar