RGPD - Cookies
Galicia

El viento se deja notar en Galicia dando paso a la lluvia que seguirá, al menos, otra semana

Rúa Pizarro, en Vigo, esta tarde/Tresyuno Comunicación

El helicóptero ‘Pesca II’, dependiente de la Xunta, ha rescatado este martes por la tarde a los cinco tripulantes del buque ‘Esnaad 715’, con peligro de hundimiento, que se encuentra a unas 50 millas al noroeste de A Coruña.

Según Salvamento Marítimo, a las 5 se recibió la confirmación de que los tripulantes estaban a bordo del helicóptero de rescate y eran trasladados a Viveiro. Media hora antes, ‘Pesca II’ había llegado hasta el barco para proceder a sacar a la tripulación.

Menos de dos horas antes el barco, que transporta equipos, había una señal de aviso y, ante el peligro de hundimiento, fueron movilizados, inmediatamente, el mencionado helicóptero y la embarcación ‘Sar Gavia’.

Este es solo uno de los incidentes que está causando ‘Petra’, la ‘ciclogénesis’ que está pasando por Galicia desde mitad de esta mañana. Según los últimos datos, se han registrado vientos superiores a 150 kilómetros por hora en Cuntis, han llegado a los 146 en Burela, se han acercado a los 144 en Cedeira, a los 132 en Lira y a los 120 en Oia y Os Ancares.

La peor parte se espera en A Mariña lucense, donde la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), ha pronosticado vientos casi huracanados que superarán los 140 kilómetros por hora y que han hecho dar la alerta por riesgo extremo, que se extenderá, en principio, hasta el final del día.

Hasta las 3 de la tarde el viento había dejado sin luz a todo Xove y a varios concellos más y se había llevado el tejado del instituto de Foz donde, a causa de las condiciones meteorológicas, se ha suspendido la búsqueda del chaval de 15 años que fue arrastrado por el mar.

El estado del mismo – con olas que superan los 10 metros- mantiene a la totalidad de la flota amarrada a puerto y ha prolongado la incomunicación de los vecinos de la isla de Ons, a donde hace una semana que no llegan ni los barcos de transporte ni los de suministro.

Al viento y a la fuerza del mar se suma la lluvia, que ha empezó a arreciar alrededor de las 6 de la de la tarde, sobre todo en la costa atlántica, lo que ha hecho que se hayan recogido- según los datos de MeteoGalicia, 16 litros por metros cuadrado en Maceda o 12 en Forcarei. La lluvia ha hecho que aumente el caudal de los ríos, como el Sar, que ha ‘engullido’ un coche aparcado en Compostela.

Este miércoles, toda la costa seguirá en alerta roja en la que se esperan olas que superen los 9 metros y vientos de más de 80 kilómetros por hora. Emergencias de la Xunta ha comunicado que esta alerta, en su máxima escala, permanecerá activada, al menos, hasta las 3 de la tarde y,  posteriormente, en función de la evolución del tiempo, será rebajada a nivel naranja.

Por lo que se refiere a la lluvia, el miércoles Galicia quedará en una ‘zona de transición’ a la espera de un nuevo frente que empezará a notarse de madrugada, de manera que, el jueves, llegará una nueva borrasca, que pasará muy cerca del litoral y que abrirá una nueva jornada de vientos y lluvias intensas- en especial en la provincia de Pontevedra– donde las lluvias serán localmente fuertes y con aparato eléctrico.

¿Cuándo acabará el mal tiempo?…de acuerdo con las previsiones, no antes de finales de la semana que viene. Hasta entonces, como ha sucedido el último mes y medio, la situación meteorológica estará marcado por el paso sucesivo de borrascas por el Atlántico Norte, con más lluvia, especialmente en las provincias de Pontevedra y A Coruña. Además de ello, las temperaturas no tendrán cambios apreciables, repitiéndose los episodios de aire frío.

 

También te puede interesar