RGPD - Cookies
Cultura

Novatadas que acaban en tragedia

Al inicio del curso universitario es habitual observar a los estudiantes convertirse en el centro de atención en las novatadas elaboradas por alumnos de cursos superiores. La diversidad de inocentadas puede albergar un cariz humorístico o trasladarse a la desgracia. La muerte de seis jóvenes en la playa de Meco (Lisboa) ha reavivado el debate contra estas prácticas universitarias, generando nuevas propuestas para combatirlas en Portugal.

Vecinos del pueblo comentan que los jóvenes alquilaron una casa para el fin de semana, «iban vestidos con los trajes típicos que usan los estudiantes en Portugal”. Otra veciña añade que «vio a varias chicas arrastrándose por el suelo, con las medias rotas, y otros chicos con piedras atadas a los pies». Delante de ellos el líder marcando el paso con una cuchara de madera.

Más tarde se dirigieron a la playa, se desconoce si murieron en la ola gigante o tratando de salvarse entre ellos. Solamente sobrevivió uno, Joao Miguel Gouveia, conocido como el ‘dux’ o jefe de la novatada, que alertó al 112 para avisar de que sus compañeros habían sido arrastrados por el mar.

El secretario de Estado del Deporte y Juventud luso, Emídio Guerreiro, considera que «no fue una novatada académica», sino un «acto ilícito que debe ser sancionado». Tras conocerse lo sucedido, el ministerio de Educación ha convocado a las asociaciones de estudiantes de la enseñanza superior para encontrar «mejores formas de prevenir este tipo de situaciones de extrema gravedad».

 

También te puede interesar