RGPD - Cookies
Internacional

La mafia calabresa asesina a un niño de tres años en un ajuste de cuentas

Se llamaba Cocó y tenía 3 años, convivía con su abuelo materno, Salvatore Iannicelli, de 52 años, y con su novia, la marroquí Ibtissan Touss, de 27, en Cosenza (Calabria). De sus padres se conoce, que se encuentran en prisión cumpliendo una condena relacionada con el tráfico de drogas, industria floreciente de un territorio bajo el poder de la mafia calabrabresa, Ndrangheta.

El domingo, un cazador encontró un vehículo carbonizado y dio aviso a los Carabinieri, que encontraron en su interior tres cadáveres: el del abuelo Salvatore, en el maletero; la joven marroquí, en el asiento del copiloto; y Cocò, en su silla infantil. Sobre el automóvil, los asesinos habían dejado una moneda de 50 céntimos como advertencia: «las deudas con la Ndrangheta se pagan con la muerte».

La policía baraja la hipótesis, que Salvatore, en libertad vigilada por viejos asuntos de tráfico de drogas, o algún familiar, pues sus dos hijas se encuentran en la cárcel por narcotráficos, hubiesen dejado de pagar una partida de estupefacientes.

Ialia ha rememorado este lunes a Giuseppe Di Matteo, de 12 años, secuestrado en 1996 y asesinado y disuelto su cadáver en ácido clorhídrico sólo porque su padre, es miembro de Cosa Nostra perteneciente a la mafia siciliana.

También te puede interesar