RGPD - Cookies

Guerra para el Valladolid ante un Celta que no mereció el castigo (3-0)

La expulsión de Charles, al comienzo de la segunda parte decidió, este lunes, buena parte de la suerte del Celta en Zorrilla. Fue una expulsión injusta que desequilibró a los celestes que acabó el primer tiempo dominando y con ocasiones. La cosa cambió con 10 jugadores en el campo: el equipo acusó la inferioridad y encajó dos tantos seguidos que pusieron el partido en manos del Valladolid.

Comienzo frío, de sensaciones y temperatura, de un partido tenso, con precauciones y una larga fase de adaptación a un campo resbaladizo y con bote veloz del balón.

El primer remate a puerta, elevado, llegó a los 9 minutos de las botas de Hugo Mallo desde la frontal. En ese momento, el partido estaba disputado, con mucha presión en el centro del campo, donde hilar jugadas se hacía muy complicado.

El Celta dominaba, pero sin generar ocasiones ante un equipo bien plantado atrás que disfrutó de sus primeras aproximaciones en jugadas a balón parado sin consecuencias…hasta los 17 minutos, a la salida de un córner, cuando Oubiña sacó el balón casi bajo palos.

La respuesta celeste, un minuto después, fue una buena combinación con remate ligeramente desviado de Augusto. El colegiado anuló un tanto al Valladolid poco después por una clara falta a Charles en un nuevo saque de esquina.

El Celta volvió acercarse con peligro con una buena jugada de Augusto, cuyo remate con la zurda salió a la derecha de Diego Mariño. El portero se lució después a un remate de Nolito tras una excelente jugada de Charles. De nuevo, Mariño, con una enorme parada, salvó el gol tras un gran pase de Rafinha y un cabezazo precioso de Charles. Los célticos se habían sacudido la presión del cuadro local y acumulaban llegadas, aunque estas no se materializaron

Tras la reanudación, el frío arreciaba. El partido volvió a nacer trabado, con pérdidas e imprecisiones sobre el helado césped vallisoletano. Y el partido se rompió de nuevo con una jugada terrible. El Celta se quedó con diez a los diez minutos: Mariño lanzó el balón contra Charles y el colegiado le mostró la segunda amarilla de manera incomprensible: el delantero celeste no había hecho absolutamente nada.

Y el Celta lo pagó. Minutos después, Javi Guerra batió a Yoel desde la frontal, corría el minuto 14 de la reanudación. Injusto castigo, como injusta fue la expulsión. Los vigueses trataron de reaccionar y se fueron arriba con todo.

Pero llegó el segundo en una jugada aislada. Centro desde la izquierda y cabezazo a la red de nuevo de Javi Guerra. Demasiado complicado para los celestes, que lo siguieron intentando, llegando, rematando, pero sin fortuna.

Para colmo de males, en el minuto 86 el Valladolid, de nuevo Javi Guerra, acertó en una jugada aislada, puesto que los locales hacía muchos minutos que no se acercaban al área celeste.

 

Ficha técnica

3-R. Valladolid: Mariño, Rukavina, Rueda, Valiente, Peña, Rubio, Rossi, Ebert, Larsson (Bergdich, min.77), Omar (Óscar, min.58) y Guerra (Manucho, min.88)

0-R.C.Celta: Yoel, Hugo Mallo, Cabral Fontás (Costas, min.85) , Aurtenetxe, Oubiña, Álex López (Santi Mina, min.60), Augusto, Rafinha, Nolito (Orellana, min.60) y Charles

Goles: 1-0, min.59: Javi Guerra; 2-0, min.66: Javi Guerra; 3-0 Javi Guerra, min.86.

 

También te puede interesar