RGPD - Cookies
Ciencia y Tecnología

La capa de ozono no se recupera

Fotografía: NASA

Un estudio elaborado por científicos de la NASA sobre el agujero de ozono ha determinado que, aunque no se ha detectado un aumento de tamaño en los últimos años, tampoco se ha encontrado una disminución de cloro en la estratosfera, por lo que no hay señales de recuperación.

Más de 20 años después de que el acuerdo del Protocolo de Montreal limitara las emisiones humanas de sustancias que agotan el ozono, los satélites han sobrevolado el área del agujero y han observado que se ha estabilizado. A pesar de ello, la autora principal del trabajo, Susan Strahan, ha indicado que no está como esperaban encontrarlo.

«El que los agujeros tengan áreas más pequeñas y una mayor cantidad total de ozono, no significa que se esté recuperando, ni se puede atribuir a la disminución de cloro», ha añadido la experta. A su juicio, basarse en esos datos «es como tratar de entender qué está mal en el motor de un coche sin levantar el capó».

Por ello, el equipo ha utilizado datos de satélites para observar el interior del agujero. El mapa obtenido a raíz de estas observaciones, que ha sido publicado en ‘Atmospheric Chemistry and Physics‘, reveló que el agujero de ozono de 2012 es más complejo de lo que se pensaba. Los aumentos de la capa de ozono en altitudes superiores a principios de octubre, causado por los vientos, se produjeron por encima de la destrucción del ozono en la estratosfera inferior.

 

También te puede interesar