RGPD - Cookies
Vigo al día

Decenas de [email protected] de Pórtico, en la puerta de la empresa desde las 7 de la mañana tras ser [email protected] «por teléfono»

Empleados de Pórtico, este lunes por la mañana delante de la sede de la empresa

Decenas de empleados de Pórtico están desde las 7 de la mañana a las puertas de la nave que la empresa tiene en Mos esperando que algún responsable de la empresa saliese- puesto que los encargados de seguridad no les han dejado entrar a su trabajo- después de que el viernes les comunicasen su despido por teléfono.

“El viernes, desde las 6 de la tarde, una persona que se identificó como directivo de Pórtico fue llamándonos por teléfono diciéndonos que no viniésemos a trabajar el lunes porque estábamos despedidos”. La llamada, según uno de los trabajadores se producía tras varias semanas de permisos remunerados y después de que a varios empleados se les dijese que se tomasen, también, como días libres pagados el jueves y el viernes.

Sin embargo, teniendo en cuenta que el ‘despido’ no se les había entregado por escrito y «temiendo que pudieran aprovechar para echarnos por faltar al trabajo”, alrededor de 60 miembros de la plantilla, se presentaron desde las 7 de la mañana de este lunes en la sede de la empresa, teniendo que quedarse fuera, “porque los de seguridad tenían órdenes de no dejarnos entrar”.

Un responsable de la empresa comunica, de palabra, a los trabajadores que están despedidos

Pasadas unas horas directivos de Pórtico han salido y les han entregado copias del auto de la juez Rosa Lara, del pasado jueves, día 21, en el que se refleja el despido, “y nos dicen que no van a pagarnos tampoco el viernes, aunque nos habían dicho que nos lo tomásemos como día libre remunerado e incluso varios compañeros habían venido a trabajar”.

Hay que recordar que hace 10 días, los trabajadores de Pórtico, reunidos en asamblea, aprobaron el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado por la empresa que proponía el despido de 200 de los 360 miembros de la plantilla, indemnizándolos con 20 días por año trabajado con un máximo de 12 meses, cantidad a la que se suma la rebaja del 7,5% de sus nóminas, aplicada durante el anterior ERE, más el 1,5% que debían de haber percibido como subida, contemplada en el convenio, y que quedó congelada.

 

También te puede interesar