RGPD - Cookies
Vigo al día

Los alumnos del Vicente Risco van a clase en medio de goteras, sin calefacción y entre problemas eléctricos

El Colegio de Vicente Risco de Vigo se cae, literalmente, a pedazos. Según han denunciado los padres de los alumnos, en las aulas de la planta superior, donde están los ordenadores en los que trabajan los estudiantes, entra agua cuando llueve- como está pasando estos días- . Lo mismo pasa en el gimnasio y en el patio cubierto; se caen los azulejos de las aulas de Educación Infantil, no funciona la calefacción y hay que usar estufas, pero por turnos, puesto que la instalación eléctrica no aguanta con tanta potencia; hay problemas con el comedor, en el que no caben 40 niños que comen en el colegio y hasta las paredes tienen grietas y se desprenden…y no parece que el problema vaya a solucionarse.

Este martes, el alcalde ha asegurado que el edificio “ha sobrepasado su vida útil” algo que, subrayó, certificaron los técnicos: no pasó la Inspección Técnica de Edificaciones…en el año 2010. Abel Caballero ha señalado que en este inmueble, construido hace 64 años – y al que se le añadió una planta hace 32 tiene importantes deficiencias en la fachada y las cubiertas, la instalación eléctrica y de iluminación presenta graves riesgos y el sistema de calefacción no cumple ninguna de las especificaciones legales y está obsoleto.

Cuando los periodistas le preguntaron por qué seguía abierto tres años después de que no pasase la Inspección de Edificios, el alcalde señaló a la Xunta, “que es la que tiene las competencias en Educación y que mantiene el centro abierto”, eso sí, subrayó que el Concello aportaba al mismo alrededor de 10.000 € al año para el mantenimiento del colegio al tiempo que pidió a la administración gallega que cumpla con sus obligaciones.

 

También te puede interesar