RGPD - Cookies
Destacados Nacional

Miles de personas secundan la convocatoria de las víctimas del terrorismo contra la sentencia del Tribunal Europeo

Alrededor de 100.000 personas se han concentrado este domingo en los Jardines del Descubrimiento de la Plaza de Colón de Madrid convocados por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) para pedir Justicia tras la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) contraria a la ‘doctrina Parot’ y exigir un final de ETA con vencedores y vencidos.

En la convocatoria, donde se han podido ver numerosas banderas de España y carteles con fotos de presos de ETA bajo la frase ‘Este asesino estará en libertad’, han estado presentes varios dirigentes del Partido Popular- entre ellos Esteban González Pons, Javier Arenas y Carlos Floriano; la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre; la alcaldesa de la capital, Ana Botella; el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González que han sido recibidos con abucheos. Además, la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, ha interrumpido su intervención en varias ocasiones ante los gritos que acusaban de «traidor» al presidente del Gobierno.

Aunque la protesta estaba convocada para la 1 de la tarde, la gran afluencia de gente que ha llegado a la Plaza de Colón ha obligado a cortar el tráfico en el Paseo de la Castellana más de media hora antes del inicio del acto, que ha finalizado con la lectura de un manifiesto a cargo de  la propia Pedraza.

La dirigente de AVT ha justificado la convocatoria de hoy no como un acto de «venganza o rencor», sino como un acto de «justicia». «Queremos justicia, no estamos dispuestos a pasar página y olvidar lo que ha ocurrido durante los últimos 50 años ni blanquear la trayectoria de quienes han cometido crímenes atroces por un proyecto totalitario», ha explicado.

Pedraza ha pedido en numerosas ocasiones «respeto» a los asistentes al ser interrumpida por gritos contra Rajoy, al que han acusado de «traidor» y «marioneta«. No obstante, ha celebrado la masiva presencia de ciudadanos en la concentración, pidiendo que «este clamor se escuche no solo en el último rincón de España, sino también en Estrasburgo».

 

También te puede interesar