Vigo al día

El Tribunal Superior de Xustiza da la razón a Juste y condena a UGT por vulnerar sus derechos sindicales

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha ratificado la sentencia del Juzgado de lo Social número 3 de Vigo de mayo pasado y condena al sindicato Unión General de Trabajadores por la vulneración de los derechos sindicales del ex secretario general de UGT en la comarca de Vigo.

Antonio Juste interpuso una demanda, tras ser suspendido cautelarmente de militancia y apartado de su cargo como secretario comarcal, después de que la dirección de UGT en Galicia argumentase que era responsable de una falta muy grave por haber criticado la gestión de la Ejecutiva gallega. La dirección del sindicato en Galicia le consideró responsable de una falta muy grave después de que hubiese criticado la gestión de la Ejecutiva gallega.

Hay que recordar que el pasado 13 de febrero de 2013, la Ejecutiva Federal de la central comunicó al secretario comarcal vigués la apertura de un expediente disciplinario y el día 19 del mismo mes, la Comisión ejecutiva, acordó la suspensión cautelar de sus derechos. A ello añadió, tal y como argumentó en el juicio que el secretario comarcal actuó con deslealtad dado que criticó una decisión en la que participó” y filtró a los medios de comunicación datos sobre los sueldos de sus dirigentes.

Dichas críticas de Antonio Juste se plasmaron en una carta que envió al secretario general de UGT-Galicia, José Antonio Gómez, en la que denunciaba los altos sueldos que tiene el equipo directivo del sindicato en Galicia, en contraposición al Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que presentó el propio sindicato, aplicando la Reforma Laboral del Gobierno, que ha supuesto el despido de 36 de los 111 trabajadores de la central en Galicia, dos de ellos de la Unión Comarcal de Vigo.

Antonio Juste recalcó que esto “no es de recibo”, que mientras que hay altos cargos de UGT que cobran sueldos de 49.000 €, 44.000 €, 41.000 €, o el caso curioso de un representante de los trabajadores que negoció dicho ERE recibiese un  extra salarial de 36.000 €, o miembros de la ejecutiva gallega con nóminas de  35.000 € más gastos, se despida a trabajadores de la propia central “aplicando la misma reforma laboral que criticamos en la calle, eso es vergonzoso”.

En el juicio, el abogado de UGT y el fiscal rechazaron la demanda de Juste, por considerar que no se vulneraron sus derechos y que, en todo caso, el sindicalista vigués todavía no había agotado las vías de recurso que se contemplan internamente en el sindicato.

No obstante, en la sentencia del juzgado de lo Social, se reflejaba que el sindicato no ha justificado la apertura del expediente disciplinario a Juste. Así, la jueza señalaba que no se hace constar “base razonable alguna para que el órgano del sindicato hubiese tomado la correspondiente decisión”, por lo que entendía “vulnerada la libertad sindical del demandante”, y anulaba la decisión de UGT de suspender cautelarmente a Antonio Juste.

El sindicato presentó un recurso, pero el Tribunal Superior de Xustiza ha resuelto en favor del demandante, ratificando la sentencia del juzgado vigués, que considera “ajustada a derecho”. El TSXG recalca que “no se acreditó” que la conducta de Juste revistiese la gravedad necesaria alegada por UGT para sancionarle.

 

También te puede interesar