RGPD - Cookies
'Qué te cuentas?'

Un anciano publica su propia esquela para que su familia vaya a visitarlo

Quizá esta historia, que se ha difundido este martes, sea la misma que la de centenares de personas mayores. Hajdar Lila, un vecino del pueblo búlgaro de  Fushe-Kruje, publicó en el periódico su propia esquela para que su familia fuese a visitarle. “Hace cuatro años y medio que he vuelto de Canadá y ni mis hijos, ni mis hermanos, como tampoco mis primos han venido a tomar un café a mi casa”, aseguró Hajdar a la prensa local.

El anciano, que pasó años como emigrante en Grecia y Canadá, afirma que desde allí envió “mucho dinero” a su familia y recordó, con nostalgia, los años en los que sus familiares y amigos se mostraban muy amables con él, pero aparentemente por el dinero y regalos que les enviaba desde el extranjero.

“Mientras estuve en Canadá ayudé cuanto pude a todos con dinero. Yo tenía muchas ganas de volver a mi patria y vivir con mis seres queridos. Pero ahora que estoy aquí y no me queda dinero nadie me hace caso”, se lamenta el anciano.

Y así es, puesto que, a pesar de haber publicado la esquela, solo ha ido a verlo su hija mayor…y no para visitarlo o invitarle a comer, sino para asistir al funeral.

A la vista de ello, Hajdar ha afirmado que el día de su muerte solo permitirá la presencia del sepulturero, añadiendo, “a las personas hay que acompañarlas, quererlas y respetarlas cuando están vivas, no cuando han muerto”.

 

También te puede interesar