RGPD - Cookies
Destacados

El ‘préstamo’ de 1,2 millones que el Rey hizo a su hija menor debía devolverse, sin intereses, en 23 años

El préstamo por 1,2 millones de euros que el Rey hizo a su hija menor en 2004 estableció un periodo de devolución de 23 años, a pagar tras un periodo de carencia de tres años, según consta en la escritura con la que se formalizó el préstamo a nombre, exclusivamente, a Cristina de Borbón. Entonces el Jefe del Estado tenía 66 años, a los que hay que añadir los 3 años de carencia de la deuda, lo que significaría que el Rey acabaría de cobrar la mencionada deuda a los 92 años, lo que supone que la operación se parezca más a una donación que a un préstamo. La diferencia entre ambas es que, fiscalmente, la primera tributa al 32% mientras que un préstamos no tiene retención alguna

En la escritura el notario señala que la entrega de 1,2 millones de euros es para «satisfacer parte del coste de adquisición de la participación indivisa de la vivienda» que la Infanta estaba «procediendo a comprar junto a su esposo», el Palacete de Pedralbes en Barcelona, por un importe total de 5,8 millones de euros – unos 1.000 millones de las desaparecidas pesetas -.

La escritura – firmada el 23 de diciembre de 2004, tras haber recibido el dinero – señala que el préstamo se entregó a Cristina de Borbón mediante dos transferencias bancarias efectuadas desde «cuentas particulares» del Rey en los meses de julio y septiembre de 2004, por importe, cada una de ellas, de 600.000 €.

El documento obliga la infanta a «su devolución en los plazos y condiciones establecidos» en la escritura, que estipula que este dinero, sobre el que no se devengarán intereses, deberá ser restituido en un periodo de 23 años. Para su amortización se estableció un periodo de carencia de tres años, a contar desde el día de la firma, y a partir del cual deberían hacerse pagos anuales, por años vencidos. De ese modo, el primer pago debería hacerse el 23 de diciembre de 2008.

La escritura estableció para los diez primeros años cuotas de 50.000 € que se ampliarían a partir del décimo primer año a 70.000 € y que la duquesa podría realizar pagos anticipados, parciales o de la totalidad.

Sin embargo, la hija menor del Rey no ha cumplido estos plazos. Según lo estipulado, el 23 de diciembre de 2012 debería haber devuelto ya 250.000 €, correspondientes a las cinco primeras anualidades y, en cambio, en su declaración por el impuesto de patrimonio en ese año reconoció una deuda por 1,05 millones de euros, de manera que sólo había devuelto 150.000 €.

 

También te puede interesar