RGPD - Cookies
Internacional

Merkel no gana el debate contra Steinbrueck, pero tampoco le hacía falta, tiene 16 puntos de ventaja en los sondeos

Angela Merkel no ganó este domingo el debate electoral con su principal rival en las elecciones del próximo día 22, el socialdemócrata Peer Steinbrueck… pero tampoco es que le hiciese falta, puesto que el último sondeo difundido, el de Emnid publicado ayer, da al bloque conservador de Merkel  – la Unión Cristiano Demócrata (CDU) y su ‘hermana’ bávara la Unión Social Cristiana (CSU) – una ventaja de 16 puntos sobre el SPD.

El debate, seguido por 15 millones de espectadores, se centró en  el euro, política fiscal y los programas de espionaje estadounidenses. En el mismo, el candidato del SPD acusó a la canciller de aplastar a los países del sur de Europa con la austeridad, de no gestionar adecuadamente el abandono de la energía nuclear en el país y de hacer la vista gorda a un aumento de los empleos con salarios bajos.

Por su parte, Merkel, que se centró en no cometer errores, señaló que los planes del SPD de subir los impuestos pondrían en peligro la prosperidad del país y ha subrayado que el partido de Steinbrueck ha apoyado su política respecto al euro durante toda la crisis, “usted votó a favor de todo», ha recordado a su rival.

Un sondeo realizado por Infratest Dimap tras el debate dio una ligera ventaja a Steinbrueck, con el 49% que le daba ganador, frente al 44 por ciento de respaldo para Merkel, sin embargo, una encuesta realizada por Forsa situa a la canciller un punto por encima respecto a su rival, con el 44 y el 43%, respectivamente.

Algunos de los momentos más ágrios los ha protagonizado Europa, un tema que no ha ocupado demasiado espacio en la campaña electoral hasta que el mes pasado surgió el debate sobre un posible tercer rescate a Grecia tras los comicios germanos.

Steinbrueck ha calificó de «fracaso» la política de Merkel respecto a Europa debido a la continuada recesión y a las altas tasas de paro en los países del sur de la zona euro, que han tenido que emprender duras medidas de austeridad a cambio de rescates. «Yo hubiera seguido una estrategia de crisis diferente. Por supuesto, debe haber consolidación presupuestaria en estos países, pero no una dosis mortal», ha defendido Steinbrueck. «Alemania también consiguió ayuda una vez y no debemos olvidar eso», ha añadido. «Alemania fue ayudada tras la Segunda Guerra Mundial con el Plan Marshall», ha recordado.

Por su parte, Merkel ha replicado que fue con el canciller del SPD Gerhard Schroeder cuando se permitió a Grecia entrar en el euro. «Como canciller tengo una responsabilidad de garantizar que la presión para las reformas en Grecia no remite», ha afirmado. «Podría haber un nuevo paquete griego pero nadie sabe lo grande que será», ha añadido.

 

También te puede interesar