RGPD - Cookies
Deportes

600 palistas en el Descenso del Miño, este sábado

El Descenso del Miño vivirá este sábado una edición muy especial, ya que se conseguirá superar el registro histórico de palistas. Más de 600 competirán en esta clásica prueba. La salida, prevista para las seis de la tarde en Salvaterra, será espectacular. La llegada, después de quince kilómetros, cerca del Parador de Tui, también será un punto de atención preferente. Pero antes, a las cuatro y media, tendrá lugar el descenso popular desde Caldelas. Se han inscrito casi 700 personas para recorrer los siete kilómetros hasta Tui.

Las embarcaciones volverán a tomar el río Miño y serán una parte fundamental de una nueva edición del tradicional descenso. Además de la elevada participación, también se debe tener en en cuenta el nivel deportivo, más alto que nunca.

El portugués Fernando Pimenta, que lucirá el dorsal número uno, luchará con Iván Alonso, el componente del Kayak Tudense, en la modalidad de K-1. El portugués fue subcampeón olímpico en Londres y el tudense es doble campeón del Mundo y de Europa en la especialidad de maratón. Fernando Pimenta confirmó su asistencia y también el gran desafío que supone para él poder participar en la prueba.

Rubén Millán y Gabriel Campo, en K-2, son los actuales campeones de España en 1.000 metros, por lo que también poseen el cartel de favoritos. Brais Ruchi Sánchez y Antonio Palmas, del Piragüismo Vilaboa, será sus grandes rivales. Ana Varela y la portuguesa Ana Pimenta también entran dentro del grupo de favoritas en el grupo de mujeres.

Manuel Garrido, subcampeón de Europa de Maratón, competirá por undécima vez en el Descenso del Miño. Siempre ha estado en el podio. En esta modalidad de C-1 tendrá como gran adversario a David Manuel Mosquera, tercero en el Mundial de Maratón de 2012, y el portugués Samuel Amorín. En C-2, Óscar Graña tendrá como acompañante a Daniel Costa, ya que Ramón Ferro no puedo acudir a esta cita. Enfrente estarán los portugueses Rui Lacerda y Álvarez Esteves, además de José Sánchez y Alejandro Fraga, del Club Ría de Betanzos.

El Descenso del Miño ,que cumple su edición número 42, contará con muchos alicientes, tanto deportivos, como lúdicos y festivos. Además de los trofeos, la competición se ha transformado en una fiesta del piragüismo. Esteban Alonso, entrenador del Kayak Tudense, afirma que “en esta edición hemos conseguido superar todos los registros. Es un orgullo el poder contar con tantos deportistas de un nivel tan elevado, pero también con un descenso popular que se ha consolidado como un referente para acercar el piragüismo a todas aquellas personas interesadas”.

 

También te puede interesar