Vigo al día

La dirección de Carrís niega que vaya a cerrar su hotel del Auditorio el 1 de octubre

La dirección de la empresa hotelera Carris no ha comunicado oficialmente a la plantilla de su hotel de cuatro estrellas de Vigo, compuesta por 30 personas – no 60 como se ha publicado en algún otro medio – “ni su despido, ni el fin del contrato el 1 de octubre”, como se ha publicado este miércoles. Además, según una portavoz de esta firma, no hay intención de cerrar el hotel que está junto al Auditorio Mar de Vigo en esa fecha, “desmiento completamente esa información”, ha añadido una de sus responsables, “lo que hay es un lanzamiento judicial, igual a la que hubo en junio y que, finalmente, se aplazó”.

La portavoz de la cadena hotelera gallega ha recalcado que “no asumimos el cierre, vamos a intentarlo todo” y, ese todo, abarca la demanda, por daños y perjuicios, que Carrís Hoteles ha presentado – por valor de algo más de 9 millones de euros – contra Pazo de Congresos, la concesionaria del Palacio de Congresos y Auditorio “Mar de Vigo”, por lo que califica de “su nefasta y negligente gestión del complejo”.

Según un comunicado difundido este mismo miércoles por Carrís, Pazo de Congresos SA  – sociedad integrada por el Grupo Testa, NCG Banco y Grupo Puentes -, incumplió sus obligaciones y “actuó de forma engañosa desde que las dos partes firmaron el contrato de arrendamiento del hotel Carrís Beiramar de Vigo en diciembre de 2009”.

Quedó claro entonces, añade la nota, que el establecimiento hotelero forma parte de un complejo que iba estar destinado a los usos de Palacio de Congresos, Auditorio, oficinas, área comercial y cultural, restauración y aparcamiento. “Sin embargo, la situación real de explotación de dicho complejo resultó totalmente diferente a la comprometida en la firma del contrato porque “el Palacio nunca funcionó adecuadamente, y la zona comercial y de oficinas siempre estuvieron vacías”, señala el director de Operaciones de Carrís, Jorge Jáñez.

A su juicio, la adjudicataria es la responsable de los “desastrosos” niveles de ocupación y del exiguo funcionamiento del citado complejo desde su inauguración en 2011, circunstancias que son las que han llevado ahora a la firma hotelera a presentar esta demanda.

Pazo de Congresos, insistió el responsable de Carrís, “actuó de forma engañosa porque en todo momento aseguró el pleno funcionamiento del Palacio y la ocupación de la zona comercial y de oficinas, compromisos que fueron determinantes para prever la ocupación del hotel y el precio medio por habitación, así como para fijar la renta”.

El incumplimiento de dichos compromisos, explica Jáñez, ha generado unos daños y perjuicios evidentes al hotel que, “sumados a las ganancias que ha dejado de percibir según lo que había previsto a la firma del contrato, superan los 9 millones de euros”.

 

También te puede interesar