RGPD - Cookies
Galicia

Los datos de las cajas negras del tren, que se abren hoy, deben dar una respuesta exacta de lo que pasó en Angrois

Técnicos del juzgado que se ocupa del accidente del Alvia que descarriló el miércoles pasado cerca de Santiago, procederán este martes a la ‘apertura’ de las cajas negras del mismo para recuperar los datos que contienen en su interior. Realmente se trata de un volcado a una unidad USB en la que se almacenarán los registros de audio, así como las incidencias del trayecto recorrido por el convoy y las comunicaciones de la cabina.

Las cajas negras registran la velocidad, el uso de los frenos, el de emergencia y el auxiliar, los posibles fallos en los sistemas de detención del tren, alarmas y avisos que hayan podido enviarse, las conversaciones entre la central y el maquinista, el tipo de sistemas de frenado, alertas de señalizaciones, longitud o aceleración máxima del convoy. A ellos se añaden estado de las señales por las que ha pasado el tren, avisadores acústicos, indicaciones de sobrevelocidades, actuaciones del conductor o alertas de los avisadores acústicos y fallos totales.

Todo ello, unido al testimonio del maquinista, de los testigos, estado de la vía, funcionamiento de las señalizaciones, itinerario prefijado, además del análisis de la máquina y de los vagones, debería dar una idea exacta de lo que ocurrió realmente en Angrois hace seis días.

 

También te puede interesar