RGPD - Cookies

El maquinista admite un error el día del accidente y ahora se analizarán las cajas negras del tren

La máquina del tren tras el accidente/Tresyuno Comunicación

Según ha sabido esta redacción en fuentes judiciales y conocedoras del testimonio de Francisco José Garzón este domingo ante el juez, el maquinista del tren Alvia que descarriló el pasado miércoles en Angrois, reconoció que cometió un error al circular a 190 kilómetros por hora en la curva de A Grandeira y en ningún momento descargó culpa alguna en el estado del trazado, de la vía o de la máquina.

Su testimonio es una de las claves para saber qué pasó aquel día, junto con el contenido de las cajas negras del convoy, que están custodiadas por la Policía y que serán abiertas en las próximas horas, con la asistencia de varios peritos, y escuchadas por el juez Alaiz.  A ellas se suman las pruebas que puedan recogerse en el propio tren, que está en una nave de A Escravitude – también bajo una fuerte vigilancia judicial -, además del testimonio de los pasajeros, que ya han empezado a ser interrogados, así como el análisis del itinerario que llevaba el propio Grazón, el estado de la señalización y los sistemas de seguridad del propio tren y de las vías.

Según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), ninguna de las partes solicitó prisión para Francisco, al no cumplirse ninguno de las condiciones que impone el Código Penal para tomar esta decisión; riesgo de fuga o posibilidad de destrucción de las pruebas.

Antes de que empezase su declaración – que duró unas dos horas – se llevó a cabo una prueba pericial de análisis de su teléfono móvil y se entregó a los abogados de las partes personadas – al Fiscal, Renfe, Adif y dos compañías aseguradoras – copia del atestado policial.

Como informaba este domingo vigoalminuto, y siempre según fuentes oficiales, el juez acordó su libertad provisional sin fianza, le ha prohibido salir del país sin autorización judicial, la ha impuesto la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado que se designe y le ha retirado, cautelarmente y durante 6 meses, la licencia profesional para el manejo de ferrocarriles.

 

También te puede interesar