RGPD - Cookies
Internacional

Portugal no tendrá gobierno de unidad nacional

La reforma del Estado que la ‘troika’- formada por tres organismos que no han adoptado o propuesto medida alguna que haya funcionado, desde que estamos en crisis, hace ya 6 años – pide a Portugal para que ahorre 4.700 millones de euros fue el escollo insalvable que hizo naufragar las negociaciones entre conservadores y socialistas para sellar un pacto de salvación nacional.

Los documentos divulgados sobre el desarrollo de las conversaciones entre el gobernante Partido Social Demócrata (PSD, centro derecha) y el principal de la oposición, el socialista (PS), revelan el abismo de sus posiciones ante esa reforma, que supone un refuerzo de las medidas de austeridad aplicadas desde hace dos años.

La reforma sí la llevará adelante el Gobierno del conservador Passos Coelho, que planea aplicarla entre este año y el próximo, e incluye la reducción del número de funcionarios y cambios en el sistema de pensiones, como medidas de mayor impacto económico.

Para la coalición conservadora en el Gobierno, el “compromiso de salvación nacional” pedido por presidente de la República, Anibal Cavaco Silva, debía garantizar el apoyo de los socialistas en el Parlamento a esos recortes, aunque no se profundizaba en sus detalles y quedaban abiertos a una negociación.

Pero los socialistas exigieron, según el texto de sus propuestas, “parar las políticas de austeridad”, entre ellas los ahorros de 4.700 millones de euros «acordados entre el Gobierno y la troika».

El PS también rechazó los despidos en la función pública y los recortes en las pensiones y los salarios. Además propuso una reforma de la Justicia y la posibilidad de disminuir el número de diputados en el Parlamento, pero sin llegar al total de ahorros previstos por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión y el Banco Central Europeos, conocidos como la troika.

 

También te puede interesar