RGPD - Cookies
Galicia

El Pleno de la Diputación se celebra a puerta cerrada tras cuatro horas de ‘ocupación’ de los Afectados por las Preferentes

Finalmente, tras cuatro horas de encerrados en la Diputación, tiempo durante el cual expresaron sus protestas y las circunstancias en las que se encuentran, los Afectados de las Preferentes no han podido impedir que, finalmente, se celebrase el Pleno de la misma, eso sí, a puerta cerrada.

Antes de ello, los afectados recordaron que se habían reunido con los seis alcaldes de las comarcas de Condado y Louriña en Mondariz Balneario comprometiéndose a apoyar «todas y cada una de sus movilizaciones», entre ellas, acompañarles personalmente al pleno de la Diputación de Pontevedra.

Los alcaldes sí acudieron a la Diputación, a primera hora de la mañana y se reunieron con Louzán, pero después se marcharon y solo se quedaron los de Salceda de Caselas, Marcos Besada, A Guarda, José Manuel Domínguez Freitas, además de  Arturo Grandal, de Salvaterra, Nelson Santos, de Porriño y Nigrán Alberto Valverde que,  además de alcaldes, son diputados provinciales del Partido Popular y ocupan un escaño en el salón de plenos junto al grupo de gobierno.

Grandal y Santos tomaron la palabra a petición de los ahorradores y recalcaron que su compromiso con ellos se limitó a una reunión y a una serie de consultas con responsables y directivos de Novagalicia Banco.

La nacionalista Iolanda Veloso, portavoz del BNG, indicó en su intervención que se  ponía del lado de los afectados y reclamó un pronunciamiento de Rafael Louzán,como presidente de la Diputación y del PP provincial, exigiéndole que «paralice la quita y que continúe el arbitraje».

Igualmente Santos Héctor, portavoz del PSdeG-PSOE, reclamó el cumplimiento de los compromisos contraídos por la Corporación provincial en anteriores plenos.

José Manuel Figueroa, como portavoz del PP, cerró el turno de intervenciones asegurando que “todos los miembros del Partido Popular estamos sensibilizados con esta situación», que fue contestado con abucheos por parte de los afectados.

Tras un tiempo de espera, el presidente decidió celebrar el pleno a puerta cerrada, tras lo cual los diputados de PSOE y BNG abandonaron la reunión. En la sesión, la Diputación de Pontevedra aprobó con los votos del Grupo Provincial del Partido Popular el expediente de modificación de créditos de 31 millones de euros.

 

También te puede interesar