RGPD - Cookies
Destacados

Detenido un sujeto de 41 años que almacenaba fotos de carácter sexual de unos 200 menores

Agentes de la Policía Nacional han localizado y arrestado en la provincia de Sevilla a un hombre de 41 años que contactaba con menores a través de la conexión a Internet de una biblioteca pública. El detenido utilizaba datos falsos para crear perfiles en redes sociales y solicitar a menores de edad imágenes de carácter sexual. En su vivienda, dentro del colchón de su habitación, los agentes han hallado un teléfono móvil y varios CD con fotografías y vídeos de pornografía infantil. Además, el arrestado reconoció haber recibido vídeos y fotografías de carácter sexual de unos 200 menores.

El perfil del detenido en una conocida red social para jóvenes le servía no sólo como vía de contacto con los menores, sino también como almacén de fotografías de niños de entre 8 y 14 años semidesnudos y en poses y actos sexuales.

Cuando el hombre de 41 años lograba contactar con un menor de edad, el primer paso consistía en ganarse su confianza mediante engaños (siempre bajo una identidad falsa) y solicitarle fotografías íntimas. Si lo conseguía, estas primeras imágenes le servían para exigir nuevas fotografías más explícitas bajo la amenaza de difundir entre los conocidos del menor las fotos que ya poseía. La captación de sus víctimas y los primeros contactos los realizaba a través de redes sociales destinadas a jóvenes, cambiando posteriormente este medio de comunicarse por servicios de mensajería instantánea.

El arrestado pretendía dificultar su localización por parte de la Policía y para ello se desplazaba hasta una biblioteca pública donde utilizaba la conexión a Internet del centro y permanecer así como un usuario anónimo. Sin embargo, los investigadores descubrieron su identidad real y la ubicación de su domicilio, procediendo a su detención como presunto autor de delitos de corrupción de menores y tenencia y distribución de pornografía infantil. Además registraron la vivienda en la que residía, donde hallaron, en el interior de un colchón, un teléfono móvil y varios CD con fotografías y vídeos de pornografía infantil.

 

También te puede interesar