RGPD - Cookies
Sucesos

Muere el jefe de la familia Soprano

El actor James Gandolfini, conocido por su interpretación de un jefe de la mafia en Nueva Jersey en la considerada como una de las mejores series de televisión de la historia, ‘Los Soprano’, ha fallecido este miércoles mientras estaba de vacaciones en Roma, de un infarto, según ha confirmado la cadena HBO.

El actor, que tenía tan solo 51 años, comenzó su carrera en el teatro en Nueva York y debutó en Broadway en 1992 en un nuevo montaje de la obra Un tranvía llamado Deseo.

Gandolfini saltó a la fama con su particular interpretación de Tony Soprano, el jefe de una familia ficticia de la mafia de Nueva Jersey. Como Tony Soprano, Gandolfini creó a un gánster muy distinto a los vistos previamente en la televisión o las películas de Estados Unidos. Era capaz de matar a sus enemigos con sus propias manos, pero era propenso a los ataques de pánico. Tony amaba a su esposa Carmela, interpretada por Edie Falco, y era un padre cariñoso, pero siempre acababa sucumbiendo a los encantos de otras mujeres que no eran la suya.  El personaje visitaba regularmente a su terapista, interpretada por Lorraine Bracco, para trabajar en sus problemas de ansiedad y asuntos pendientes con su madre.

James Gandolfini ha muerto a los 51 años de edad víctima de un infarto

El programa, que le mereció a Gandolfini tres premios Emmy como mejor actor principal de una serie dramática, fue considerado por muchos críticos en su momento como el mejor drama que se había transmitido en la televisión de Estados Unidos.

Nacido en Nueva Jersey, Gandolfini trabajó como conductor de camiones, portero y administrador de club nocturno en Nueva York antes de asistir a una clase de actuación con un amigo y quedar cautivado. «Nunca antes había estado en torno a actores», confesó a la revista Time. «Y me dije, ‘esta gente está loca; esto es algo interesante», agregó.

 

También te puede interesar