RGPD - Cookies
'Qué te cuentas?'

Pretenden vendernos como un logro que no le paguemos las copas a los diputados

Una cosa es que nos engañen a la cara, sin vergüenza ni disimulo y otra, bastante irritante, que nos tomen por imbéciles. Ahora resulta que el presidente del Congreso de los diputados, que es también el de las Cortes Generales, ha comentado a los periodistas que la Mesa de la Cámara ha aprobado este martes, a propuesta suya excluir de la lista de precios tasados de las cafeterías las bebidas alcohólicas de alta graduación.

A lo mejor habría que decirle a Jesús Posada que no planteó esta propuesta hasta que se supo públicamente que más de 1 millón de euros de los contribuyentes se destinaban a subvencionar bebidas alcohólicas en el Parlamento, de tal manera que a sus señorías le saliese el gin-tonic a poco más de 3 €, que es lo que ya pagaban por él hace tres años.

En segundo lugar, recordarle al presidente del Congreso que no ha sido cosa suya, sino que había varias peticiones de distintos grupos en las que se instaba a que no se subvencionasen los güisquis, chupitos y pelotazos de los diputados, incluso alguna en la que se instaba a que el Congreso fuera un lugar libre de alcohol.

Por último, no es de recibo y roza la desvergüenza querer ‘vender’ esta decisión como un logro o una ‘conquista’ de la Presidencia del Congreso. Lo normal, en cualquier Parlamento es que no se sirva alcohol y si se sirve que cada diputado se pague su Johnnie Walker y no que se haga cargo de la cuenta el contribuyente.

Ah, señor presidente, y declarar, como justificación, a la prensa que  las cafeterías de la Cámara no sólo las usan diputados, sino también funcionarios, trabajadores, periodistas y visitas es, sin más, una soplapollez.

 

También te puede interesar