Vigo al día

AFAN depende de los vecinos de Vigo para no tener que cerrar

Algunas de las personas que esperan en AFAN para recoger bolsas con alimentos/Tresyuno Comunicación

Delante de la puerta del número 44 de la rúa da Pastora, cerca de As Travesas, en Vigo hay cada día una cola de personas que llega hasta el final de la calle. Esa puerta se abre a las 9 de la mañana pero muchas de ellas están allí dos horas antes. Van a pedir ayuda. Ayuda porque no tienen qué comer, ayuda porque necesitan pañales para los niños, ayuda porque van a echarles de su casa, ayuda porque les han cortado la electricidad, ayuda porque no tienen con qué cocinar. Y van a pedir ayuda a alguien que está más que dispuesta a dársela: van a pedirle ayuda a alguien que se la da.

En el último año, comenta Tensi, el número de personas que van a pedir ayuda a AFAN casi se ha duplicado

En esa puerta está AFAN y quien la abre es Hortensia, ‘Tensi’, González. Hasta ahora ha podido atender a un chaval de 17 años que va por allí antes de que cierre porque necesita llevar algo a su casa, donde vive con su madre, que tiene cáncer. También ha podido ocuparse de que a Ana, que es madre de tres niños, se lleve unas bolsas con comida, porque los 400 € que cobra del Risga, no le dan para pagar el alquiler, vestirlos y ponerles tres comidas en la mesa. Además ha podido evitar que a Carlos, que está en paro hace casi cuatro años, le corten la luz en casa – porque le ha pagado el recibo -, que Jesús no se quede sin cenar algo ponerse a dormir en su coche, como cada noche desde hace siete meses,o le ha conseguido una bombona a Carmen para que sus hijos puedan ducharse en agua caliente.

Decenas de personas esperando ante la puerta de AFAN, este jueves/Tresyuno ComunicaciónEso es lo que hace Tensi y ese chaval de 17 años, Ana, Carmen, Carlos y Jesús son solo parte de los más de 1.500 vecinos de Vigo – como tú o como yo – que dependen de que esa puerta siga abriéndose. Porque, ¿sabes? como puede pasarte a ti, o puede pasarme a mi, su vida, esa en la que hay una nevera, una despensa, una cocina, luz, calefacción y gas, se la llevó  la crisis por delante.

¿De quién depende Tensi para seguir haciendo lo que hace? depende de que Frinova siga facilitándole decenas de cajas de congelados; de las tiendas que le fían la leche, el aceite, los macarrones, los garbanzos, los pañales, el papel higiénico y la galletas y del dinero de público, que es tuyo, es mío y que todas estas personas antes de que se quedasen sin nada.

Varias de las bolsas de comida que llevan huevos, conservas, leche, galletas o pasta /Tresyuno Comunicación

Hasta el año pasado, Tensi disponía de unos 100.000 € de ese dinero público, una cantidad que teniendo en cuenta los 3.000 € en comida que repartió el último día, apenas alcanzaba para pasar un trimestre, y ella se las arreglaba – muchas veces, muchísimas, poniendo dinero de su bolsillo, tanto que hasta ha llegado a pedir préstamos al banco para que AFAN siguiese adelante. Bien, pues este 2013, Tensi ha recibido, hasta ahora, de esa cantidad, 27.000 €, que le ha entregado el Concello y 12.000 más que ha puesto la Diputación y que se han destinado, íntegramente, a mantener la guardería que hay en la asociación.

Algunas personas están delante de AFAN hasta 2 horas antes de que abra/Tresyuno Comunicación

Es decir, que de los 100.000 € que apenas cubrían un tercio de los gastos de AFAN, le faltan 73.000. De esa cantidad, el Concello, que firmó con ella un convenio por un total de 52.000 €, se ha comprometido a ingresarle “cuanto antes”, los 25.000 restantes; otros 12.000 más que a los que se comprometió la Diputación, están pendientes de la firma de una orden de pago, mientras que la Xunta le ha dicho que “nos meterán en un programa que esperan tener redactado a finales de mes”, aunque ya sabe que no dispondrá de los casi 50.000 € que le dio en 2012. Por si la situación no fuese difícil, AFAN tiene una deuda de 10.000 €, además de los 3.000 del reparto del jueves.

La cola daba la vuelta a la acera y bajaba por la Travesía da Pastora/Tresyuno Comunicación

Quienes están pendientes de esa firma, de ese programa, de ese ingreso, de que la Unión Europea aumente la cantidad de alimentos que manda a España y que distribuye el Banco de Alimentos, son más de 1.500 vigueses que van a AFAN a pedir ayuda y cuyos estómagos “no pueden esperar al papeleo” y que, como decía una de las personas que estaba esperando para recoger su bolsa, “no sabemos qué vamos a hacer si Tensi cierra”.

AFAN está en la rúa da Pastora, cerca del Pavellón do Carmen, su teléfono es el 986 41 38 90, abre todos los días de semana y recoge latas, garbanzos, lentejas, pasta, aceite, pañales, ropa…y ahora necesita más que nada leche y galletas. Es que con las dos pueden cenar o desayunar unos chavales, una persona mayor, un hombre que duerme en el coche, aquí, en Vigo, donde también vivimos tú y yo¿por qué leche y galletas?…porque no es necesario calentarlas y se conservan bastante tiempo fuera de la nevera…¡ah!, si ya te lo había contado: muchas de las personas que van a pedirle ayuda a Tensi no tienen ni cocina ni nevera.

 

También te puede interesar