RGPD - Cookies
Cultura

Italia pone su futuro en manos de un anciano de 87 años reeligiéndolo presidente de la República

Bien, esta es la situación de Italia, ahora mismo. Un anciano de 87 años, Giorgio Napolitano, tendrá que seguir al frente de la Presidencia de la República…porque no hay otro remedio. El suyo era el único nombre en el que se ponían de acuerdo el Partido Democrático (PD) y Pueblo de la Libertad, las únicas formaciones cuyos diputados, sumados, podían designar al ocupante del Palacio del Quirinal.

Napolitano había repetido que quería jubilarse, pero no le ha quedado más remedio que aceptar la reelección, por 7 años más, cuando le han rogado que lo hiciese, por separado, Pier Luigo Bersani y Silvio Berlusconi. De tal manera que  ha sido reelegido con 740 de los 1.007 votos de diputados y senadores.

Hasta aquí se trata de algo auténticamente excepcional que no había pasado antes en aquel país. Sin embargo, esto no es lo más asombroso, lo es el hecho de que Napolitano, un veterano comunista, la primera persona que es reelegida para la Presidencia de la República, tendrá libertad para proponer al próximo primer ministro, algo llamativo teniendo en cuenta que hace apenas dos meses hubo elecciones legislativas en Italia.

Entonces, el vencedor fue Bersani, quien, sin embargo, no tenía mayoría en el Senado y no pudo formar Gobierno; detrás de él se situó Berlusconi, sin opción alguna para gobernar y en tercer lugar surgió el ‘Movimiento 5 Estrellas’ del actor Beppe Grillo quien, cansado como sus votantes de la clase política italiana prometió no pactar ni con Bersani ni con Berlusconi. La única opción era un acuerdo entre ambos…y parece que ese va a ser el camino, algo aún más increíble tras la campaña de Bersani en la que llegó a acusar a Berlusconi de ser lo peor que le había pasado al país.

De manera que, en este momento, el Gobierno de la séptima economía mundial está en manos de un hombre de casi 90 años que  tendrá ahora la potestad de proponer, él mismo, al primer ministro que quiera y encargarle la formación de un Gobierno que cuente con el apoyo del Senado y del Congreso…y pueden darse varias circunstancias: que proponga a una personas de centroderecha o de centroizquierda y les convenza para que pacten un gobierno de coalición; proponer para el cargo a un ‘tecnócrata’, como el actual primer ministro en funciones, Mario Monti, proponer, incluso, al propio Monti, que consiguió un menos que vergonzante resultado en las pasadas elecciones, o que disuelva las Cámaras y convoque elecciones.

Como era de esperar, este primer paso de un ‘chalaneo, entre la izquierda moderada, representada por el Partido Democrático, y la extrema derecha, que encarna Berlusconi, que se acerca a los 80 años y que aún tiene que responder ante la justicia por varios presuntos delitos, ha indignado a los partidarios de Grillo.

Este ha acusado a los partidos de estar dando un golpe de Estado y se ha puesto rumbo a Roma llamando a los ciudadanos a manifestarse frente al Parlamento contra la reelección de Napolitano. Hace apenas una hora, la plaza que da acceso al Congreso estaba ya llena de gente gritando «¡Vendidos!» y «¡Mafiosos!» contra los políticos que están en el interior.

 

También te puede interesar