RGPD - Cookies
Galicia

La gestión de la catástrofe del ‘Prestige’ «fue un desastre» y la decisión de alejarlo «fue política»

El jefe de inspección de la Capitanía Marítima de A Coruña cuando se produjo el siniestro del ‘Prestige’ ha calificado de «desastrosa» la gestión de la catástrofe, a causa de una «decisión personalista» del ex director general de la Marina Mercante José Luis López Sors.

Durante la sesión del juicio en el que se investiga el desastre ecológico, Fernando Balbás de la Vega indicó que alejar el buque de la costa “fue una decisión política, con todas sus consecuencias». Balbás ha tachado de «barbaridad» el rumbo que las autoridades españolas fijaron para el buque con las condiciones iniciales que tenía el ‘Prestige'» y que esto supuso «una caminata aleatoria». Además, ha denunciado la ausencia de un informe sobre los daños estructurales del barco en las primeras horas.

El ex jefe de la inspección ha asegurado que «no tiene noticias» de que el ex subinspector Serafín Díaz Regueiro, al que las autoridades españolas mandaron al buque para arrancar la máquina, lo hubiese elaborado, “nunca vi  informe escrito alguno», ha remarcado al cuestionar el procedimiento seguido.

Además de ello, Fernando Balbás ha recalcado que no había plan operativo alguno, que se trató de “un plan personalista” que no siguió las pautas legales establecidas para siniestros de esta magnitud. Asimismo, ha cuestionado que no le pidieran en su condición de ingeniero naval, ni a otros compañeros, que subiera al buque para evaluar los daños. No obstante, ha admitido no recordar si el ‘Ejercicio Coruña 2001’, un protocolo de actuación para catástrofes de este tipo, establece no llevar a puerto un barco que no deja de verter.

En cuanto al alejamiento del buque, Balbás ha subrayado que “la decisión estaba tomada», indicando que el mismo día 13 de noviembre, el capitán marítimo, Ángel del Real, le dijo que la intención era que  “cogiese remolque y largarlo fuera, muy lejos».

 

También te puede interesar