RGPD - Cookies
SOS Niños Robados

Más de 50 recién nacidos pudieron ser robados a sus madres, en Vigo

De acuerdo con los datos que maneja la asociación SOS Bebes Robados Galicia, esto podría haber sido así, como pusieron de manifiesto las personas que asistieron, este sábado, a la primera reunión de la asociación en la ciudad. La convocatoria, pese al día, el primero de los de la Reconquista, y el lugar, el Centro Cívico del Casco Vello, uno de los centros de la fiesta, fue un éxito y decenas de personas se acercaron para contar y documentar sus casos.

La presidenta de la Bebés Robados Galicia, Estrella Vázquez, explicó pormenorizadamente la labor que están realizando desde hace justo un año, cuando junto con su pareja, Antonio Miñones, empezaron a buscar a las hermanas de este una vez que descubrió que era mentira que hubiesen muerto tras el parto, como le dijeron a sus padres.

Estrella Vázquez, presidenta de SOS Bebés Robados Galicia

Desde entonces, señaló Estrella, el número de personas que buscan a sus hijos, a sus hermanos a sus madres, no ha parado de crecer, “pese al tiempo que ha pasado, en algunos casos más de 40 y 50 años” y la dificultad para documentar, precisamente por ello, muchas de las desapariciones. A esta circunstancia, subrayó la presidenta de SOS Bebés Robados Galicia, se unen otras, aún más inquietante, el interés de “gente con influencia” por evitar que estos sucesos se resuelvan y una legislación que, amparándose en la prescipción los delitos, impide que pueda actuarse contra sus autores.

En este aspecto, según indicó el abogado de la asociación, Raúl Vázquez, aunque hay una orden del fiscal general del Estado a todos los fiscales instando a que faciliten a los afectados la máxima colaboración, “saltándose esa prescipción en los casos en los que sea posible”, la misma no vincula a los jueces que se ven imposibilitados a condenar por delitos como la detención ilegal o la sustracción de menores.

Ello no entorpece, y ese es uno de los objetivos principales de SOS Bebés Robados Galicia, que “muchas personas puedan saber de dónde vienen, qué pasó con sus madres, con sus hermanos, con sus hijos”, como subrayó Estrella Vázquez.

Un momento de la reunión de este sábado en Vigo

Durante las horas que duró la reunión los asistentes, que intercambiaron experiencias, constataron que en las circunstancias que rodearon la sustracción de sus familiares hay varios factores que se repiten: en todos ellos las víctimas son mujeres jóvenes, solteras o que no pudieron estar acompañadas, en el parto o en los días inmediatamente posteriores por sus maridos o sus padres; la documentación que acredita la muerte de los recién nacidos ha desaparecido o no concuerda con las fechas que tiene cada familia; los bebés acabaron en el seno de familias pudientes, casi en su totalidad afectas al franquismo; siempre hubo una transacción económica, un pago, por los pequeños y, en ella siempre intervinieron en estos robos varias religiosas, una en especial, que sigue residiendo en Vigo, y que nunca ha querido explicar cómo se hacían las adopciones ilegales o dónde acabaron los bebés.

El próximo sábado, día 13, a las 5 y media de la tarde, en el Centro Social de Teis, en una segunda reunión, las personas que lo deseen, que tengan sospechas o que quieran informarse, podrán hacerlo y, además, someterse a las pruebas de ADN necesarias para intentar encontrar a quienes buscan.

 

También te puede interesar