RGPD - Cookies
Cultura

I have a dream

Estados Unidos conmemora hoy el 45º aniversario del asesinato de Martin Luther King, defensor de los derechos civiles que soñó un futuro en el que las personas serían juzgadas por su carácter y no por el color de su piel.

En la tarde del 4 de abril de 1968, King, de 39 años de edad, salió a tomar un poco de aire en un balcón del Hotel Lorraine, el único de Memphis que aceptaba negros. El predicador había ido a esa ciudad de Tennessee para apoyar una protesta de trabajadores de la limpieza. King, afectado por la depresión, ya había pasado la cima de su carrera y el movimiento de protesta pacífica se enfrentaba a la impaciencia de grupos más jóvenes que proclamaban el «poder negro» y bordeaban el recurso de la violencia.

«Dios ha permitido que llegara a la cima de la montaña y desde allí he visto la tierra prometida», dijo la noche anterior a su muerte King ante los fieles congregados en Mason Temple. «Y es posible que no vaya a la tierra prometida con ustedes». «Estoy feliz esta noche. Nada me preocupa. No temo a hombre alguno. Mis ojos han visto la gloria de la venida del Señor», añadió.

Una bala, disparada desde el otro lado de la calle, le penetró por la mejilla derecha y le alcanzó la columna vertebral. King murió poco después en el Hospital St. Joseph.
http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=V57lotnKGF8
El asesinato en el violento año de protestas que circundaron el mundo provocó disturbios en 125 ciudades de Estados Unidos en los que murieron 46 personas, 2.800 resultaron heridas y más de 26.000 fueron arrestadas.

El hecho de que el hombre acusado, juzgado y condenado por el asesinato de King, James Earl Ray, muriese en 1998 en prisión tras negar su culpabilidad ha alimentado variadas teorías de conspiraciones que incluyen desde la mafia a grupos supremacistas blancos y diversas agencias del gobierno.

Los conceptos de desobediencia civil, resistencia y protesta pacífica encarnados por King han marcado las bregas de figuras como el polaco Lech Walesa, la guatemalteca Rigoberta Menchú, los sudafricanos Desmond Tutu y Nelson Mandela, y en Argentina Adolfo Pérez Esquivel y las Madres de Plaza de Mayo. Casi cinco décadas después del asesinato de King, un hombre negro se sienta en el despacho oval de la Casa Blanca.

Pese a ello, según varias encuestas conocidas estos días, aún hoy el 57% de los negros sienten discriminación cuando buscan empleo, el 61%cuando compran o alquilan vivienda, y casi la mitad cuando van de compras o a un restaurante. En las áreas urbanas la mitad de los jóvenes negros no completa los estudios en la escuela secundaria, y seis de cada diez irán a prisión antes de cumplir los 30 años de edad.

 

También te puede interesar