RGPD - Cookies
Destacados

Ni la mitad de los votantes del PP apoyan a Rajoy ni la cuarta parte de los socialistas a Rubalcaba

No hay parangón en los países democráticos de un deterioro de la valoración de los responsables políticos como la que se da en España…sean estos miembros del Gobierno o de la oposición. Así lo refleja el último sondeo de Indices de Opinión Pública (IOP), realizada por Simple Lógica, partner de Gallup en nuestro país.

La credibilidad y popularidad de los principales políticos ha caído de tal manera que menos del 20% de los ciudadanos aprueba la gestión de Mariano Rajoy y sólo el 10,9% da credibilidad alguna a Rubalcaba que está a la mitad de la puntuación que otorgan los consultados al líder de Izquierda Unida, Cayo Lara….eso sí, con un nivel de conocimiento mucho menor que el ‘lider’ de la oposición.

La situación política se ha deteriorado de tal manera que, de celebrarse elecciones hoy no  iría votar ni la mitad de la población y, los que sí lo hiciesen, darían un apoyo a los dos principales partidos, PP y PSOE, que apenas superaría el 52% entre ambos.

El trabajo de campo para este sondeo ha sido realizado a través de 1.017 entrevistas telefónicas, entre los días 4 y 8 de marzo, después de conocerse el ‘caso Bárcenas’ y la crisis interna del PSOE, tras su distanciamiento del PSC.

La valoración de los líderes políticos es tan baja que la aprobación que dan los votantes del Partido Popular al presidente del Gobierno es del 49% y el 44,1% de quienes se declaran votantes del PP, se arrepienten de haberle dado su confianza. Ya quisiera estos resultados Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien no aprueba ni el 24% de los militantes socialistas y que logra que el rechazo a su actuación al frente del PSOE supere el 70%.

En ambos casos, el de Rajoy y el de Rubalcaba, no hay una apreciación tan pobre de un presidente y un líder de la oposición, no solo en los 38 años de democracia, sino en ninguno de los países de la Unión Europea, incluyendo Grecia.

Aunque parte de los votos que pierden el PP- que pasaría del 47% de las Elecciones Generales de 2011 al 31% – y el PSOE – que pasa del 28 al 21%-, se van a Izquierda Unida (IU) y Unión Progreso y Democracia ( UPyD), que duplicarían, en ambos casos su representación- pasando en el primer caso, a obtener 22 diputados y 10 en el segundo, la pérdida de votos de los dos grandes partidos se va principalmente hacia la abstención, representando al menos uno de cada cinco votantes; a favor de partidos con menor apoyo electoral como IU, que recibe el 9,5% del PSOE y UPyD, el 5% de quienes votaron al PP en 2011.

 

También te puede interesar