RGPD - Cookies
Vigo al día

La Fiscalía investiga la muerte en el Xeral, pese a que el CHUVI la desvincula de los colapsos

Mientras que la Fiscalía de Vigo ha abierto esta misma mañana diligencias para investigar las causas que rodearon a la muerte de una anciana mientras esperaba a ser atendida en el Servicio de Urgencias del Hospital Xeral Cíes de Vigo, en cambio, desde el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (CHUVI) la desvinculan totalmente de los colapsos que se están registrado en los últimos días.

Según la versión de los responsables del CHUVI, la mujer de 81 años, cuyas iniciales responden a D. A. M.,  falleció en la sala de espera por una parada cardiorespiratoria de una manera «súbita y sin alarma previa». Asimismo, relatan que la anciana recibió una primera valoración y, durante la misma, se consideró que no presentaba síntomas para tratarla de forma urgente.

Fue sobre las 20:00 horas cuando la paciente fue valorada por un facultativo y, posteriormente, sobre las 23:00 horas falleció, sin que ya no se pudiera hacer nada por ella.

Los partidos de la oposición en el Parlamento gallego (PSdeG-PSOE, BNG y Alternativa Galega de Esquerdas) achacan la muerte de esta mujer a los recortes constantes en la Sanidad por parte de la Xunta y piden que se aclare lo ocurrido.

Fuentes del propio hospital consultadas por vigoalminuto han indicado que la decisión de atender a los pacientes no se toma teniendo en cuenta el orden de llegada, sino «atendiendo a su gravedad». Para ello es importante, «tanto  el estado en el que ingresan, la valoración del médico en ese momento y su historial clínico», y no influye, «en esta decisión», si hay más o menos pacientes, «si hay una situación grave nos hacemos cargo inmediatamente».

Tema aparte es que Urgencias dispusiese del personal y los medios necesarios para asumir los cientos de enfermos que llegaron ese día. En este sentido, la opinión de los representantes de los trabajadores difiere de la del propio centro. Según CCOO, SATSE y la CIG, además de indicar que no se ha cubierto la baja de uno de los médicos han recalcado que uno de los anexos, que dispone de seis camas, no se abrió, mientras que la dirección del Xeral ha indicado que, en ese momento no era necesario.

Esas mismas fuentes han señalado a esta redacción que no era posible enviar a más pacientes a planta, porque no había camas disponibles, «de ahí las camillas en los pasillos» y que, en el momento del fallecimiento sí se disponían de, al menos tres boxes libres, mientras que en los otros, «como se hace cuando estamos desbordados» se ubica a dos pacientes en cada uno.

Sin embargo, como pudo comprobar vigoalminuto, la realidad ese día es que Urgencias sí que estaba desbordado. No había un sólo sitio libre, ni en las salas de espera de la entrada, ni en el hall, ni en los pasillos. Se dispusieron camillas en cada hueco, todas las sillas de ruedas estaban ocupadas y muchas personas llevaban esperando 5 y 6 horas. Pese a ello, ni los enfermos, ni sus acompañantes se quejaban de la atención del personal, «no dan abasto», sino de que no hubiese más médicos y enfermeras para atenderlos.

Además de la investigación interna, abierta por el mismo hospital, el Defensor del Paciente ha remitido una carta al fiscal superior de Galicia, Carlos Varela, para pedirle que actúe de oficio e investigue qué pasó.

 

También te puede interesar