RGPD - Cookies
La cónsul encargada Luisana Suárez ante el altar instalado en memoria de Chávez

Una fotografía enmarcada y bajo los focos del recién fallecido Hugo Chávez, dos coronas de flores -una con los colores de la bandera venezolana y otra con los de Vigo-, dos cirios encendidos y un libro de condolencias. Éste es el altar instalado desde primera hora de la mañana de este miércoles en el consulado de la República Bolivariana de Venezuela de nuestra ciudad, en la calle Velázquez Moreno.

Según explicó a vigoalminuto la cónsul encargada, Luisana Sánchez, desde que se conoció la noticia de la muerte del presidente el ir y venir de venezolanos por las instalaciones del consulado está siendo constante. Esta tarde, a partir de las 19:00 horas, está previsto que se desarrolle en las mismas un acto en homenaje al líder bolivariano.

Con la voz entrecortada y con lágrimas en los ojos mientras nos atiende, la responsable del Gobierno venezolano decidió vestirse hoy con la camiseta roja con la frase ‘Pa’lante Comandante’ que llevaban los militantes de Chávez durante las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre, y que ganó.

Una viguesa firmando en el libro de condolencias

«Es muy duro lo que estamos viviendo los venezolanos», indica la cónsul mientras llega a una mujer pidiendo el libro de condolencias. «Se apagó la luz, pero sigue la llama, mi querido Comandante», escribe la señora que nos cuenta que no es venezolana, es viguesa y siente en el alma perder a todo un referente político en Latinoamérica.

El consulado venezolano de Vigo permanecerá cerrado hasta el lunes, en señal de duelo por la muerte del mandatario. La oficina sólo está abierta para rendir homenaje al mandatario desaparecido.

Anderson Villanueva y la gallega Belén Abalo, con la bandera venezolana de fondo con crespón negro

Entre los que acudieron al consulado para realizar gestiones burocráticas sin saber que estaba cerrado, Anderson Villanueva, un venezolano residente en nuestra comunidad desde hace 3 años. Preguntado sobre cómo está viviendo la muerte de Chávez el joven asegura que siente la pérdida, pero que él querría un cambio en su país.

«Necesitamos aire fresco una bocanada de oxígeno», señala Villanueva, quien considera que el presidente fallecido debería haberse ido ya, pero que siempre estuvo «demasiado» aferrado al poder.

El consulado de Venezuela en Vigo calcula que entre Galicia y Asturias están censados unos 20.000 venezolanos.

También te puede interesar