Vigo al día

VigoVello y el Consorcio Casco Vello se alían para la llegada de más emprendedores al barrio

Uno de los locales comerciales ubicado en la calle Abeleira Menéndez

“Los primeros interesados, además del Consorcio Casco Vello de Vigo (CCVV), en que se ocupen sus locales somos nosotros porque es muy difícil consolidar un uso residencial sin comercio”. Con estas palabras se comprometió este lunes el gerente de la Asociación de Comerciantes Vigovello, Anxo Méndez, con la presidenta del organismo, María José Bravo Bosch, a colaborar “al cien por cien” para intentar que lleguen más emprendedores al barrio histórico.

El buen rollo entre VigoVello y el CCVV -participado en un 90% por la Xunta y en un 10% por el Concello- se escenificó durante el encuentro mantenido esta mañana entre las partes y que sirvió para trasladar a los comerciantes la oferta de 12 bajos rehabilitados por el organismo y que están ya disponibles.

Los locales listos para ocupar son en régimen de alquiler con precios que van desde los 150€ a los 500€ al mes. Los emprendedores que apuesten por asentarse en estos bajos ubicados en las calles Real, Abeleira Menéndez, Ferrería o San Sebastián se beneficiarán, durante los dos primeros años de arrendamiento, de una bonificación del 50% de su importe.

Asimismo, los contratos tendrán una duración máxima de 5 años, con una opción de compraventa pasado un año desde el efectivo desarrollo de su actividad empresarial.

Los interesados deben presentar proyectos empresariales acordes con la filosofía de la rehabilitación del CCVV y siempre con el fin de preservar la convivencia ciudadana.

En la actualidad, ya están en pleno funcionamiento 5 nuevos comercios en locales y están a punto de abrir otros 2.

La presidenta y gerente del CCVV con los responsables de VigoVello este lunes

Plan de señalización del Casco Vello

Pero la reunión entre VigoVello y el organismo sirvió además para que los comerciantes plantearan a Bravo Bosch una interesante propuesta que pasaría por sectorizar determinadas calles con la agrupación de locales y actividades concretas, además de un plan de señalización en las calles del casco Vello para ayudar a turistas y a los ciudadanos en general a orientarse para poder llegar tanto a los nuevos locales como para recorrer la zona histórica.

Tras calificarlas de “muy buenas”, Bravo Bosch se comprometió a llevarlas al próximo Comité Ejecutivo para su estudio y debate.

Clubes de alterne

A preguntas de los periodistas sobre los puntos conflictivos que todavía existen en el Casco Vello como varios clubes de alterne y alguna zona concreta de marginalidad, Bravo Bosch recordó que hace unos meses se llegó a un acuerdo con los propietarios de uno para la compra de uno de ellos  y que las conversaciones con los otros siempre están abiertas para tratar de erradicarlos.


También te puede interesar