RGPD - Cookies
Destacados

Bárcenas estuvo en la nómina del PP hasta hace un mes y medio

No hubo despido en 2010, ni acuerdo, ni pago de finiquito alguno: Luis Bárcenas fue empleado del Partido Popular, con cotizaciones y pagos de IRPF incluidos, hasta diciembre del 2012, según han confirmado responsables de la Agencia Tributaria y de la Seguridad Social. El trato que el PP dio al ex tesorero fue similar al que dispensó a Jesús Sepúlveda, ex marido de la ministra de Sanidad, con una salvedad: decidió mantener la discreción en lo que respecta a la permanencia de Bárcenas como empleado.

La relación laboral se acabó unos días después de que se supiera que Luis Bárcenas tenía 22 millones de euros en una cuenta en Suiza aunque, eso sí, no hubo tal finiquito, como publicaba este jueves eldiario.es: no se pagó un dinero, ni de golpe, ni en varios plazos, para poner fin a la relación laboral.

Varios medios difunden hoy esta información indicando que el Partido Popular cerró un acuerdo con su ex tesorero: seguiría en nómina, renunciaría, como así lo hizo en 2010, a sus funciones como tesorero del partido y pediría la baja como militante.

De esta manera, tal y como han asegurado fuentes de la Seguridad Social, el Partido Popular no cometió irregularidad alguna cotizando por Bárcenas: cotizaba a  la Seguridad Social porque el ex tesorero seguía siendo un empleado. Esta versión queda confirmada por fuentes de la Agencia Tributaria que, ayer mismo, indicaron durante todo el 2011 el PP retuvo cantidades a cuenta del IRPF de Bárcenas, “y en un finiquito no hay retenciones”.

Desde ayer, insistentemente, otros grupos políticos y medios de comunicación pedían al PP que hiciese público el mencionado finiquito…pero no había tal finiquito, y los responsables populares, con su vicesecretario Carlos Floriano a la cabeza, se cuidaron de sustituir esa palabra por otra, “indemnización”. ¿Por qué? sencillo:  si de verdad el Partido Popular y Bárcenas hubiesen puesto fin a su relación laboral en 2010 acordando el pago de un finiquito prorrateado en dos años, los balances difundidos por el PP la semana pasada habrían sido falsos puesto que, en los mismos, debería de haberse reflejado que, en 2011, como mínimo, Luis Bárcenas habría cobrado 200.000 € y en el capítulo ‘indemnizaciones’ solo se reflejan 170.000 € que incluyen, estos sí, otros despidos.

 

También te puede interesar