RGPD - Cookies
Cultura

¿Quién se calzará las sandalias del pescador?

El cardenal Scola, el cardenal Ravasi y el cardenal Turkson

La prensa italiana ha comenzado a especular sobre el posible sucesor de Benedicto XVI después de Joseph Ratzinger anunciara que dejará su Pontificado el próximo 28 de febrero.

Entre los nombres europeos destacan el arzobispo de Milán, el cardenal Angelo Scola, de 71 años, representante del sector más conservador de la Iglesia, próximo al Opus Dei y amigo personal del actual Papa desde hace décadas; el arzobispo de Viena, el cardenal austriaco Christoph Schöenborn, de 68 años, uno de los cardenales más críticos con la postura de la Iglesia en los casos de pederastia; el presidente del Pontificio Consejo para la Cultura, el cardenal italiano de 70 años, Gianfranco Ravasi, con carisma, capacidad de comunicación, uno de los que más se ha empeñado en conectar a la Iglesia con los tiempos modernos y no bien visto por los sectores más reaccionarios de la curia, y el presidente del Pontificio Consejo para el diálogo interreligioso, el cardenal fancés Jean-Louis Tauran, conservador de 71 años, fue el ‘ministro de Asuntos Exteriores de Juan Pablo II, en caso de no ser elegido será quien proclame al nuevo Papa desde el balcón de la basílica de San Pedro, el ‘habemus papam!»

Además, otros candidatos son el prefecto de la Congregación para los obispos, el cardenal canadiense Marc Ouellet; el arzobispo de Manila, el cardenal filipino Luis Antonio Tagle; el  arzobispo de Nueva York, el cardenal estadounidense Timothy Dolan; el arzobispo de Sao Paulo, el cardenal brasileño Odilo Scherer; el prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, el cardenal argentino Leonardo Sandri  y el Presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, el cardenal ganés Peter Kodwo Appiah Turkson.

En el improbable caso de que los 117 cardenales, en su mayoría extremadamente conservadores, de acuerdo con los designios de Benedicto XVI, que los ha elevado a ese rango en los últimos años, decidan dar un giro al camino que lleva la Iglesia, tendrían opciones el cardenal Peter Turkson de Ghana y el cardenal Francis Arinze de Nigeria, que de concretarse se convertirían  primer Papa de raza negra. Turkson, de 64 años de edad, se encarga actualmente de la Oficina de la Paz y la Justicia del Vaticano, es considerado un gran comunicador, y dado que la edad del Benedicto XVI fue el factor clave en su decisión, su relativa juventud podría contar en su favor. Sin embargo, el Cardenal Arinze de Nigeria puede ser una apuesta más segura para suceder al papa Benedicto XVI, ya que su nombre fue uno de los más mencionados en 2005, cuando fue electo Ratzinger para suceder a Juan Pablo II, fallecido en abril de ese año.

Al menos tres latinoamericanos, entre ellos, el hondureño Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa, actual presidente de Caritas Internationalis, la mayor organización caritativa de la Iglesia, figuran en la lista. Brasil, el país con el mayor número de católicos en el mundo, cuenta con “dos papables”: los cardenales Claudio Hummes y João Braz de Aviz, quien goza de enorme prestigio por su personalidad moderada al gobierno de la influyente Congregación para los Religiosos.

 

 

También te puede interesar