RGPD - Cookies
Cultura

El micrófono abierto traiciona a la directora de la Agencia Tributaria, «no sé ni lo que he dicho»

Beatriz Viana no se percata de los gestos que le hace la directora de Aduanas de que los micrófonos siguen abiertos

Ni las bicicletas son para el verano ni los micrófonos abiertos para los políticos. Pero tranquila, Beatriz, que cabezas más altas han caído…recuerda al ex presidente Aznar, tras un discurso en el Parlamento Europeo, “menudo coñazo que he soltao, al presidente Rajoy, siendo líder de la oposición, “mañana tengo el coñazo del desfile; en fin, un plan apasionante», al ex presidente del Congreso, José Bono, hablando sobre sus compañeros socialistas, “»los de los partidos propios son unos hijos de puta», o llamando “gilipollas” al entonces primer ministro británico, Tony Blair; al también ex presidente de la Cámara Baja,

Federico Trillo y su “¡manda huevos!, al socialista Pedro Castro diciendo, “¿por qué hay tanto tonto de los cojones que todavía vota a la derecha?», o a Jordi Sevilla comentándole a Zapatero que para lo que él necesitaba saber de economía, “te llegan dos tardes”…qué razón tenía.

Y es que el miedo escénico ha podido con la directora de la Agencia Tributaria quien, al final de la rueda de prensa en la que había presentado el balance anual de resultados del Departamento de Aduanas y tras haber recordado que ningún imputado puede acogerse a la amnistía fiscal, ha añadido, sin saber que los micrófonos continuaban encendidos: “no sé ni qué he dicho. Ahora me van a sacar cualquier tontería y cualquier barbaridad que haya dicho”.

Menos mal, sobre todo para los periodistas, que Beatriz Viana no se percató que la la directora de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria, Pilar Jurado, sentada a su lado, estaba intentando decirle con gestos que los micrófonos no se habían apagado.
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=HgmRu1lLi0E

 

También te puede interesar