RGPD - Cookies
Vigo al día

Los primeros pasos para redactar una nueva Constitución empiezan a darse en Vigo

Esta es la propuesta que hace la Declaración de Constituíntes de Vigo, manifiesto que ha surgido tras el acuerdo de varias asambleas de este grupo, surgido del Movimiento 15 M. el mismo se ha unido ya a la corriente ‘Constituyentes’, creada en varios lugares de todo el Estado y que impulsa la puesta en marcha de un proceso, “para construir de manera pacífica y participativa, desde abajo y con los de abajo, una nueva Constitución que sea fruto de una auténtica revolución democrática”.

De acuerdo con su declaración, la Constitución de 1978, “que sirvió en su momento como marco jurídico de una transición de la dictadura a una democracia formal”, con el paso de los años “ha devenido insuficiente para el ejercicio y desarrollo de la democracia real en la vida de los ciudadanos, en la que lo que impere sea la voluntad popular”. Los nuevos Constituyentes creen que la actual Carta Magna ha acabado sirviendo para perpetuar el dominio de las clases dominantes a cambio de unas ciertas libertades democráticas y que, “actualmente es un cuerpo legal permanentemente al servicio de los poderes económicos y que han llevado a la mayoría social, en lo económico, a una situación de progresivo empobrecimiento, al tiempo que ha propiciado un serio deterioro en cuanto al espíritu ético, pérdida de valores y de derechos que esas leyes supuestamente estaban obligadas a defender”.

Por ello, creen que, a la vista de esta situación la Constitución de 1978, está deslegitimada y debe de ser sustituida por otra nueva que emane directamente del pueblo, sin que contenga elementos coercitivos que la tergiversen y sirva para establecer un nuevo marco de libertades y derechos reales que puedan garantizar el bienestar, el progreso y la convivencia de todas las ciudadanas de España.

A su juicio, “la Constitución de 1978 se ha convertido en un espejismo democrático. Las meras reformas formales que plantea no han hecho más que consolidar un sistema social y político de desigualdad con falsa apariencia de equidad y que cada vez con más frecuencia se revela incapaz de cimentar y abalar los cambios que una sociedad compleja como la actual demanda”.

Su principal fracaso, señalan está en un principio elemental, “que la soberanía reside en el pueblo”, algo que ha sido incapaz de afianzar, por ello, los nuevos Constituyentes proponen a los ciudadanos “la iniciación de un proceso constituyente en libertad, abierto y democrático capaz de superar las limitaciones y trabas que la Constitución de 1978 plantea. Proponemos la esperanza de avanzar hacia el objetivo de su sustitución. Proponemos como objetivo primordial la redacción de una nueva Constitución que se adecue a la vida real y a la voluntad de la ciudadanía libremente expresada”.

Por todo ello, esta Asamblea convoca a la ciudadanía de Vigo y comarca a hacerse con las riendas de su futuro, tomando parte activa en el inicio de un proceso constituyente, proceso que estará basado en “la igualdad, libertad, solidaridad y la democracia directa poniendo las bases a través de un itinerario participativo, pacífico y democrático”. Piden a los ciudadanos que convoquen y organicen un proceso constituyente “en todos los ámbitos, sectores y localidades de nuestro territorio”.

Además de ello, la Asamblea subraya, “reconocemos que lo que pretendemos no es un imposible, ya que en los últimos quince años, numerosos pueblos han conseguido, o están consiguiendo, crear un nuevo marco constitucional democrático, que les ha servido como base para la tarea siempre en marcha de construir una sociedad más justa, y más centrada en el respeto de los derechos humanos y de la Naturaleza. Reconociendo por tanto que lo que pretendemos es posible, queremos fortalecer el diálogo y el mutuo enriquecimiento con otros procesos constituyentes, cómo referentes”.

 

También te puede interesar