RGPD - Cookies
Vigo al día

El Celta no obtiene premio a su extraordinario esfuerzo en la catedral (1-0)

No era tan fiero el león como lo pintan…pero se hizo con los tres puntos. Eso sí, el Athletic sufrió, y sufrió de verdad, para imponerse al Celta. Para ello necesitó mantener un solitario gol de Aduriz frente a unos vigueses que se lanzaron a por el cuadro vasco y a los que solo les quedó meter un gol que premiase un esfuerzo sin descanso durante todo el encuentro.

El entrenador bilbaíno sacó al campo un equipo con varias novedades, Jonás se hizo con la plaza de Iraola, lesionado, en el lateral derecho, Ibai se disfrazó de interior zurzo, en detrimento de Munain y San José suplió al sancionado Iturraspe …eso sí, Bielsa fue fiel a su sistema.

Paco Herrera plantó cara al clásico 4-3-3 del Athletic con un 4-2-3-1, buscando que el equipo fuese fuerte en el medio del campo para, desde ahí, controlar a los vascos y llevar el ritmo de partido. Además, puso a  Iago Aspas, el único delantero, dejando a  Bermejo algo más atrás para sorprender a la defensa del Athletic. Y funcionó durante los primeros minutos, el Celta se vino arriba dejando claras sus intenciones con dos ocasiones de Aspas y Augusto.

La primera señal atacante del Athletic, se retraso hasta el minuto 23 por medio de un tiro de Ibai que salió desviado. El bilbaíno, sin embargo, iba a estar mucho más preciso diez minutos más tarde cuando, con el exterior de su bota izquierda, puso un preciso y precioso pase al área pequeña gallega que Aduriz, oportuno, aprovechó para batir, de cabeza, a Varas.

Ahí fue donde los vascos se dejaron de historias y empezaron a meter a los vigueses en su campo, pese a que los zarpazos, esta vez, fueron los de Iago Aspas, quien dio un nuevo susto a Iraizoz tras una arriesgada cesión de Amorebieta.

La segunda mitad comenzó con el conjunto vigués presionando más arriba la salida de balón de los rojiblancos. El Athletic supo calmarse, reorganizarse atrás y salir a la contra. Paco Herrera, con todo perdido, optó por meter a De Lucas para acompañar a Aspas en el eje de la delantera. Bielsa, atento, centró a Jonás para que se repartiera junto a Amorebieta y Ekiza el marcaje de la doble punta.

Los leones tuvieron sus opciones para marcar el segundo en acciones a balón parado. Aduriz y Amorebieta probaron de cabeza, pero sin suerte. Iraizoz, mientras tanto, metió una mano providencial a remate de De Lucas. El Athletic, situado en una especie de 3-3-3-1, empezó a controlar la embestida celeste, pero sin acabar de rematar el partido. Oubiña, con Toni y Muniain ya sobre el césped, tuvo el empate en su cabeza a la salida de un córner. Su remate salió desviado. De Lucas también tuvo su opción en un tiro directo de falta que se fue alto. La ocasión más clara, con todo, llegó a un minuto del final cuando Krohn-Dehli estuvo a punto de establecer el empate.

Ficha técnica:

Athletic.- 1: Iraizoz; Ramalho, Ekiza, Amorebieta, Aurtenetxe; San José, De Marcos, Herrera; Susaeta, Aduriz, Ibai. En el banquillo estarán Raúl; Toquero, Llorente, Muniain, Igor Martínez, Laporte, Morán.

Celta.- 0: J. Varas; Mallo, J. Vila, Tuñez, R. Lago; Oubina, Natxo Insa; Augusto, Bermejo, Krohn-Deli; Aspas. En el banquillo estarán Sergio; Bustos, Bellvis, J.Y. Park, Toni, De Lucas, Antón.


 

También te puede interesar