RGPD - Cookies

Feijóo, «existe la esperanza, la conocemos y la vivimos, esa esperanza es Galicia»

Alberto Núñez Feijóo tomó posesión de la Presidencia de la Xunta, por segunda vez en su vida. Pasadas las 12 del mediodía, en un acto al que asistió la vicepresidenta del Gobierno, Feijóo prometió su cargo en el Parlamento de Galicia, sus tres predecesores vivos, los presidentes de las diputaciones gallegas, el presidente del Govern de Baleares, la ministra de Fomento y la mujer del presidente del Gobierno.

Antes y durante del acto, al que no asistieron los portavoces del BNG y Alternativa Galega de Esquerdas, centenares de afectados por la compra de Preferentes, se concentraron ante el Pazo do Hórreo pese al frío y la lluvia, para dejar constancia de su situación, tal y como habían hecho en la constitución del Parlamento, hace unas semanas. Rodeados por un numerosísimo número de agentes de la Policía Nacional, no dejaron de gritar, hacer sonar bombos, silbatos y reclamar una solución a una “estafa masiva a decena de miles de gallegos”.

Tras la toma de posesión, tomó la palabra Soraya Sáenz de Santamaría quien se mostró “emocionadade asistir a este acto, al tiempo que recordó el “mandato claro” de los ciudadanos de Galicia, quienes “confiaron de nuevo en Alberto Núñez Feijóo”.

La vicepresidenta aseguró que “el gobierno gallego ha marcado el camino del progreso, basado en el trabajo duro, del que tanto saben los ciudadanos de esta tierra”. Sáenz de Santamaría, quien recordó la galleguidad del presidente Rajoy, recalcó que Galicia “es motivo de orgullo para España por ser la primera en buscar soluciones a la situación de crisis por la que atravesamos, y aplicarlas, de la misma manera que el gobierno español”.

Acto seguido tomó la palabra el presidente de la Xunta quien, tras saludar a sus predecesores, agradeció la confianza que pusieron los ciudadanos en él, “por segunda vez” y reafirmó su compromiso de dar “durante los próximos cuatro años lo máximo de mi mismo, por ellos y para ellos”.

Feijóo recalcó que “el gobernante no puede elegir la época que le toca vivir y tampoco está en su mano determinar las circunstancias que lo condicionan, ni las dificultades que lo limitan”, antes de añadir que siempre había entendido la política como un instrumento del hombre para modelar su propio destino, subrayando que “la misión del gobernante es catalizar las virtudes de la ciudadanía para transformarlas en decisiones adecuadas”.

El reelegido presidente señaló que “son numerosos los retos que tenemos por delante “ y calificó de “agobiante” el drama de los gallegos que no tienen empleo “y son víctimas de una situación que no provocaron”. Aseguró ser consciente de que se trata de un drama cotidiano y repitió que “la esperanza para solucionarlo existe”.

“La esperanza existe porque somos una gran familia, somos una sociedad vital, plural, diversa en la que se producen debates que enriquecen la vida democrática”, continuó el presidente quien acabó su discurso recalcando que la garantía de que puede superarse esta situación “son los que nos precedieron”, concluyendo que “existe la esperanza, la conocemos, la vivimos y la construimos…esa esperanza existe e é Galicia”.

 

También te puede interesar