RGPD - Cookies

Los Rolling arrancan en Londres otro medio siglo de vida

Además de ser una de las referencias de la música, de este siglo…y del pasado y del pasado, no en vano han vendido 200 millones de discos, los Rolling Stones, que inician esta domingo, en Londres, otra última gira, son los inventores de ‘gerorock’, variante artística que consiste en subir al escenario a cuatro tipos que pasan o se acercan a los 70 demostrando, científicamente, que era verdad: los viejos rockeros nunca mueren. Y, por lo que se ve, funciona: las entradas están agotadas y para entrar en el O2 de la capital británica ya solo te valdría ser Sir Mick Jagger o Keith Richards.

La formación que celebra su 50 aniversario, algo propio de las tiendas de coloniales pero inédito en una banda musical, salvo la de Tortoreos, tocará 4 veces entre Londres y Nueva York, mañana y el próximo día 29 en suelo inglés y el 13 y 15 de diciembre en el Prudential Center de Newark.

Para esta ocasión, además de los titulares, Mick Jagger, Ronnie Wood, Keith Richards y Charlie Watts, en su primera actuación en Londres de su gira «50 And Counting» la banda ha echado mano de sus contactos en las residencias de ancianos y se traerá a dos de sus antiguos integrantes, Bill Wyman y Mick Taylor, haciendo realidad el sueño de miles de incondicionales: tocar todos juntos, y a la vez, por primera vez en 20 años.

Hay que recordar que Wyman, que tiene 76 palos, fue bajista de los Rolling de 1962 a 1993, cuando se retiró, mientras que Taylor, que fue integrante de la formación de 1969 a 1974, había reemplazado a Brian Jones, miembro fundador, que murió un mes después de abandonar la formación.

Eso sí, ver a esta peña no es barato, de hecho es tan caro que el propio Sir Mick in person ha tenido que explicar que organizar una gira de este tipo sale de un astronómico subido y que, por ello, las entradas salen a 130 €, cada una, cada una.

Para aderezar este medio siglo de vida de los Stones, el grupo lanzó el día 12 de este mes un alum recopilatorio que, en contra de lo que se esperaba no se llamó ‘Grandfather Stories chive’, sino ‘Grrr!”, cuyo primer sencillo, «Doom And Gloom», fue como un caramelo para los críticos que, sin embargo, no se sabe si porque no fueron invitados a los reservados y fiestas exclusivas, le dieron la espalda a otro de los sencillos, «One More Shot», que intentaba volver a los años 70 y que no puso cachondo a nadie.

A este trabajo resumen de 50 años, se han unido otros eventos, como el libro «The Rolling Stones: 50», una exposición con material inédito, en la Somerset House, un nuevo logo diseño del inglés Shepard Fairey, artista fetiche de rockeros, que ha remodelado sutilmente los reconocibles labios rojos que identifican a la formación.

 

También te puede interesar