RGPD - Cookies
USA 2012

Si las encuestas aciertan, la Presidencia USA se juega en 8 estados

Si los sondeos han acertado, estas elecciones a la Presidencia de los Estados Unidos se decidirán en los conocidos como “swing states”, estados que nunca se mantienen fieles a un mismo partido, sino que van cambiando de candidato en cada cita electoral. Este 2012, estos estados, a la vista de la igualdad entre ambos candidatos, serán determinantes.

Según las últimas encuestas el presidente y el ex gobernador están igualados en Colorado, Florida, Iowa, New Hampshire, Ohio, Wisconsin y Virginia que suman, todos juntos, 95 votos del Colegio Electoral. El reparto de los demás da una clara ventaja a Obama que, de acuerdo con los sondeos, ganaría en 18 estados y tendría 237 votos electorales, a solo 33 de los 270 que necesita para ser reelegido. Por su parte, Mitt Romney lograría la victoria en 24 que le darían un total de 206 votos del Colegio Electoral, lo que le obliga a vencer en más estados indecisos que el presidente.

Colorado

Obama ganó allí hace 4 años después de 32 años de victorias consecutivas de los republicanos, según las últimas encuestas, aventaja a Romney en apenas 1 punto, un 48 frente a un 47%, además, tiene una desventaja añadida: el voto católico, decisivo en este estado puede decantarse por los republicanos teniendo en cuenta que su candidato a la Vicepresidencia, Paul Ryan, profesa esta fe.

Florida

En 2008 dio su respaldo al presidente y, de hacerse con sus 29 votos electorales, a Obama solo le harían falta 4 más para lograr la reelección. Pero el presidente no lo tiene fácil; es cierto que se llevaría la mayoría del voto hispano y que, posiblemente, buena parte de los jubilados podrían decidir apoyarle ante el temor a las reformas anunciadas por su oponente, pero Romney cuenta con la simpatía de los miles de propietarios que se han visto afectados por la crisis de la que Obama no ha acabado de sacar al país. Según las últimas encuestas, el republicano se llevaría el 48% de los sufragios por el 47% del demócrata.

Iowa

Es el estado indeciso donde Obama lo tiene mejor: es uno de los que menos desempleo tiene de todos los Estados Unidos y el presidente ya ganó aquí en 2008, además, va 4 puntos por  delante en los sondeos. Sin embargo, es uno de los lugares más conservadores de todo el país donde el discurso de Romney puede calar más profundamente en la población.

New Hampshire

Normalmente tiende a los demócratas, y el presidente ya venció aquí hace 4 años, pero Romney ha vivido en él, hay numerosos independientes y, en este momento es el que más fácil puede sacarle el republicano al demócrata a la vista de las encuestas, que pronostican que Romney obtendría el 49% por el 46% de su rival demócrata.

Nevada

La crisis ha sido especialmente intensa en el estado que alberga Las Vegas, lo que hace que no sea especialmente propicio a Obama que va por detrás de Romney en las encuestas y al que solo podría salvar el voto hispano, en aumento en el estado y que rechaza el discurso del candidato republicano sobre la inmigración.

Ohio

Esta es la cosa. Es el “swing state” que puede decidir la contienda. No sólo porque en las últimas 12 elecciones presidenciales quien ha ganado en Ohio ha sido presidente, sino porque los republicanos nunca han llegado a la Casa Blanca sin imponerse antes allí. El presidente parte con ventaja: el paro es mucho menor que en el resto del país, lo cual le ha dado un margen de 4 puntos en las encuestas, un 50% frente al 46% de Romney. Sin embargo, el candidato demócrata tiene dos problemas: el 81% de la población es blanca y su discurso no ha calado entre la clase trabajadora.

Virginia

Hasta hace cuatro años, en que ganó Obama, y por siete puntos, este estado nunca se había considerado «swing», pues era de claro voto republicano. Pero el cambio demográfico, sobre todo por la inmigración en el norte, ha abierto las posibilidades de Romney. Los sondeos registran una ligerísima ventaja para el presidente: un 48 frente a un 46% de su oponente.

Winsconsin

Al comienzo del año electoral, este estado de los Grandes Lagos se atribuía al campo demócrata. La elección de Paul Ryan, nacido en Wisconsin y representante del estado en el Congreso, como candidato a la Vicepresidencia en la candidatura republicana ha reducido las  perspectivas de Obama que, aunque seguía por delante en los sondeos, un 49 a un 44%, ha visto recortada su ventaja en las últimas semanas.

 

También te puede interesar