RGPD - Cookies
Galicia

Prisión para el compostelano, presunto miembro de Resistencia Galega

Julio César Sayans Suáres, alias ‘Xulio’, detenido hace unos días en Ferrol en una operación contra Resistencia Galega, ya se encuentra en prisión  por estar relacionado, presuntamente, con el aparato de financiación de la organización terrorista.

A diferencia de este compostelano, la que sí quedó en libertad ayer fue Silvia María Casal Sabín, arrestada también dentro de esta actuación policial que se sumaban las practicadas el pasado mes de septiembre en la ciudad de Vigo. Pero esta macro operación se remonta a la incautación de cuatro artefactos explosivos de gran potencia listos para ser utilizados, además de abundante material informático en noviembre de 2011.

A ‘Xulio’ se le imputan actividades relacionadas con la financiación del grupo terrorista tras encontrar en su casa un ordenador en el que guardaba la contabilidad. Pese a haberse negado a declarar en la Audiencia Nacional, finalmente, se decretó su envío a prisión.

Parece ser que la misión de este gallego dentro de la organización sería el de realizar las recaudaciones comarcales para aprovisionamiento de dinero.

Las cantidades recaudadas eran posteriormente derivadas a los máximos responsables de la organización en la clandestinidad y empleadas en la compra y abastecimiento de sustancias químicas para la fabricación de nuevos explosivos.

Indignación de ‘Galicia non se vende’

Por cierto que mientras conocíamos este auto de la Audiencia Nacional, por su parte, la red de colectivos ‘Galicia non se vende’ exigía «la puesta en libertad inmediata» y el «respeto de los derechos» de este presunto integrante de Resistencia Galega.

A través de un comunicado, el colectivo lamenta la detención de ‘Xulio’ y de Silvia Casal, alegando que ambos arrestado «son buenas personas» comprometidas «activamente con la defensa ambiental, social y cultural» de Galicia, además de «respetuosas y dialogantes con todas las diferencias de criterios».

En este sentido, critican que «el Ministerio de Interior y la práctica totalidad de los medios de comunicación» se «saltasen la presunción de inocencia y criminalizasen a los detenidos» y «llegasen a ilustrar la noticia con fotografías de artefactos inexistentes».

 

También te puede interesar