RGPD - Cookies

Además del alcalde de Ourense, hay otros 9 detenidos en Lugo, Santiago, A Coruña y Bueu

Los detenidos en relación a la bautizada como ‘Operación Pokemon’, por supuestos delitos de blanqueo de capitales y tráfico de influencias ya son 12, en distintos puntos de España, 10 de ellos en Galicia, 4 en Lugo, 2 en Ourense, 2 en A Coruña, 1 en Santiago y otra en Bueu. Entre ellos está, como ha informado vigoalminuto, el alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, quien estaría siendo investigado por la presunta comisión de varios delitos, entre ellos, tráfico de influencias, alzamiento de bienes, blanqueo de capitales cohecho.

Entre los cinco detenidos en Galicia están, además de Rodríguez, el expresidente de la Confederación Hidrográfica do Miño-Sil, Franciso Fernández Liñares, y el funcionario del servicio de contratación del Concello de Santiago de Compostela, Román Otero.

Los arrestos fueron practicados por efectivos del servicio de Vigilancia Aduanera, que actúa como policía judicial en el marco de una operación coordinada por el Juzgado de Instrucción Número 1 de Lugo, que dirige Pilar de Lara Cifuentes.

Además, se han practicado varios registros, dos de ellos en despachos de la Confederación Hidrográfica do Miño-Sil situados en dos puntos de la ciudad de Ourense, donde se han recabado expedientes de varias obras realizadas por distintas empresas. El presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Marín, ha confirmado que pasadas las 8 de la mañana de este jueves, personal del servicio de Vigilancia Aduanera se presentó con una orden judicial y registró dos despachos del órgano de gestión de cuenca.

En concreto, la orden judicial, emitida por el Juzgado de Instrucción numero 1 de Lugo,  ordenaba el registro de un despacho situado en la sede en la calle Curros Enríquez y otro en la calle Progreso.

Tras participar en la reunión de la junta de gobierno de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, su presidente ha remarcado que facilitaron la documentación requerida y que los efectivos «se llevaron expedientes de distintas empresas de personas físicas o jurídicas». En la misma orden judicial se especificaba que estaba decretado el secreto de sumario, por lo que el responsable de la Confederación Hidrográfica ha señalado que no podía aportar más explicaciones, aunque sí indicó que en la sede del órgano no se practicaron declaraciones. A ello se añade el registro, que agentes de este mismo organismo, han realizado, pasado el mediodía, en las dependencias de la Agencia Tributaria de Lugo, en pleno centro de la ciudad.

 

También te puede interesar