RGPD - Cookies
Sucesos

Bretón mantendrá su versión, pese a que el juez considera probado que mató y quemó a sus hijos

El juez que está al frente del caso de Ruth y José, los niños desaparecidos en Córdoba hace casi un año, interrogará este miércoles al padre de los pequeños, al que ha acusado, formalmente, de dos delitos de asesinato con alevosía y la agravante de parentesco. Será la primera vez que José Bretón deba responder en relación con el resultado de los análisis de los huesos encontrados en Las Quemadillas, la finca de sus padres.

De acuerdo con dichas pruebas, el juez, José Luis Rodríguez, dice en su último auto, «tras matar a sus dos hijos, lo más probablemente al llegar a la parcela, y sin que se pueda establecer la forma en la que lo hizo, trató de hacer desaparecer sus cadáveres quemándolos en lo que diseñó como un auténtico horno o pira funeraria sobre un fondo de leña de olivo en forma más o menos rectangular en la que, supuestamente, colocó los cuerpos de los dos menores».

Asimismo, indica que «los cuerpos estarían posiblemente cubiertos por una sábana o cortinas de las que no se encontraron en los registros; muy probablemente José vertería importantes cantidades de gasoil sobre los cuerpos o sobre la leña, con miras a conseguir que la hoguera alcanzara elevadísimas temperaturas durante un prolongado espacio de tiempo«. Cabe destacar que los agentes comprobaron en la investigación que Bretón compró unos 140 litros de gasoil antes de acudir a Córdoba el 7 de octubre.

Tal y como ha anunciado su abogado, Bretón, quien tras conocer los resultados de los tres informes, aseguró que es «una aberración» que se diga que sus hijos han sido quemados en la hoguera mantendrá su versión de que perdió a sus hijos en el Parque Cruz Conde de Córdoba la tarde del 8 de octubre de 2011, es más, su abogado indica que «no va a cambiar ni una sola coma de sus declaraciones, ni van a salir de su boca confesiones de hechos que él no ha cometido jamás».

 

 

También te puede interesar