Vigo al día

Llegó el copago

Por primera vez en la historia de la Seguridad Social, los jubilados tendrán que pagar las medicinas y el resto de los ciudadanos abonaremos más por ellas. ¿Cómo es este proceso exactamente? Los pensionistas, que hasta ahora no pagaban un céntimo por las medicinas, tendrán que desembolsar un 10% de su precio, a excepción de aquellos que tengan una pensión no contributiva ( 357, 70 € al mes) que no tendrán que pagar. En los primeros casos, los jubilados con rentas medias y bajas (entre 541,5 € y 756 € al mes) tendrán que abonar las recetas con un límite de entre 10 y 20 € al mes, en el caso de que superasen esa cantidad durante más de tres meses seguidos podrán solicitar al Estado que les reembolse la diferencia; pero, ojo, en principio tendrás que pagar en la farmacia y, después, pedir que se les reintegre lo que han pagado de más. vigoalminuto ha hablado con el Servicio Galego de Saúde (SERGAS) donde se nos ha dicho que lo que paguen de más los pensionistas se descontará de los medicamentos que tendrían que pagar más adelante. Esto quiere decir que, si este mes tuvieron que desembolsar 40 € de más, esa es la cantidad que se le descuente de los que compren el mes que viene.

Empleados

Si eres un trabajador en activo y tu nómina es de más de 22.000 € anuales (1.571 € brutos al mes), desde el día 1 pagarás la mitad del precio de cada medicamento. Si tu sueldo es inferior a esa cantidad, te cobrarán el 40% de lo que valga la medicina. Si superas los 100.000 € al año, te haces cargo del 60% de su coste, eso sí, en ningún caso se tendrá en cuenta el patrimonio, sólo la renta.

Quien esté en el paro y no tenga ingresos, no tendrá que pagar absolutamente nada, pero, asegúrate de que tu tarjeta sanitaria esté en vigor, como recordarás, la Xunta ‘desactivó’ miles de ellas entre quienes llevaban más de un año anotados en las oficinas de Empleo.

Para poner en marcha esta medida, la banda magnética de tu tarjeta sanitaria ha sido actualizada incluyendo tus ingresos y, al pasarla por el lector que hay en la farmacia te dirán qué cantidad tienes que pagar.

¿Qué pasaba hasta ahora? En realidad, los trabajadores en activo ya se hacían cargo de parte del coste de las medicinas, exactamente abonaban el 40% de las recetas y Sanidade, asumía el 60% restante; los pensionistas y los familiares a su cargo no tenían que pagar nada, eso es lo que ha cambiado.

426 medicamentos salen de la lista de los que pagaba, en parte, el Estado

Cuatro días antes de que entrase en vigor este copago de los medicamentos (o repago, como lo califican varias asociaciones), la ministra de Sanidad anunció al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) que 426 medicamentos serán excluidos de la financiación pública o, lo que es lo mismo, tendrás que pagarlos tú.

Estos son aquellos que tratan el exceso de secreción gástrica (compuestos de aluminio); estreñimiento (laxantes y antagonistas de opiáceos); antidiarreicos (preparados con carbón antipropulsivos, migraña y alcaloides del Ergot); contra deterioro cognitivo asociado a la edad (vasodiladatores periféricos o piracetam); antihemorroidales (corticoides); para el tratamiento de las varices (bioflavonoides); dermatitis del pañal (miconazol); psoriasis (extracto de calaguala); virosis tópicas o superficiales (idoxuridina, tromantadina, aciclovir, etc.); tratamientos tópicos de inflamaciones de origen traumático (antiflamatorios no esteroideos tópicos); ansiedad leve (passiflora y crateabus, oxitriptan); vías respiratorias y tos (mucolíticos y alcaloides de opio); sequedad ocular (lágrimas artificiales); inflamación reumática leve (diacereina); dislipenias leves (triglicéricos omega 3); y congrestión nasal (simpaticomiméticos). Dicho en un lenguaje entendible, son los que tomamos para la tos o congestión nasal asociada a gripe y resfriado, así como  estreñimiento, antidiarréicos, hemorroicos, varices, soriasis o ansiedad leve. Con su salida de la lista de medicinas con cargo al Sistema Nacional de Salud, el Estado espera ahorrarse 440 millones de euros.

Sanidad ha recalcado que se harán excepciones en caso de patologías concretas graves en las que alguno de los medicamentos a excluir son muy útiles, eso sí, ”los médicos seguirán recetándolos cuando lo juzguen necesario, si bien deben de saber que los pacientes tendrán que satisfacer la totalidad de su precio cuando vayan a por ellos a la farmacia”, asegura el ministerio.

 

 

También te puede interesar