RGPD - Cookies
Destacados

¿La Pantoja sometida a un trato degradante?

La artista llegando a los juzgados esta mañana

Es lo asegurado hoy por el letrado que la defiende en el juicio vinculado al caso Malaya. Su representada, Isabel Pantoja, ha sido sometida a un trato «degradante» por parte de los medios de comunicación.

Según el abogado de la Pantoja, su exposición mediática desde que se destapó su vinculación con el caso ha sido continuada e insoportable de llevar.

La gota que colmó el vaso de esa especie de acoso por parte de los medios, sobre todo, los relacionados con prensa rosa, fue la filtración de la ficha policial de la tonadillera cuando fue detenida por blanquear, presuntamente, 1,8 millones de euros. En ese momento, dijo el letrado se vulneraron sus derechos  fundamentales.

Por esto y después de explicar al juez que la cantante recibió importantes cantidades de dinero en efectivo fruto de su actividad profesional -con varias facturas presentadas a la causa-, la defensa de la artista pidió la nulidad del juicio que, finalmente, no ha ocurrido.

Tanto la entrada como la salida a los juzgados de la Pantoja ha sido de lo más mediático, aunque lo mejor para los periodistas del corazón estaba dentro con la ‘sentada‘ en el banquillo no sólo de la artista, sino también de su ex pareja y ex alcalde de Marbella, Julián Muñoz, y la ex mujer de éste, Mayte Zaldívar.

La Fiscalía Anticorrupción pide 3 años y medio de prisión para la Pantoja, a la que acusa de un delito continuado de blanqueo de capitales, mientras que Muñoz está acusado de cohecho pasivo y blanqueo, por los que pide 7 años y medio de cárcel. En cuanto para Zaldívar se solicita 3 años y medio de prisión también por un delito de blanqueo.

La artista tendrá que demostrar de dónde salieron esos 1,8 millones de euros que, hasta ahora, no pudo justificar, y cómo se llevaron a cabo operaciones como la compra de dos inmuebles, un apartamento en el hotel Guadalpín y la casa ‘Mi Gitana’, en la urbanización ‘La Pera’ de Marbella.

También te puede interesar