Vigo al día

Unos 300 indignados desafían a la lluvia y gritan NO al rescate en Vigo

Pese a la intensa lluvia de la salia, los indignados llevaron a cabo la protesta

RUTH VILLAR/ Pese a la intensa lluvia que estaba cayendo a eso de las 18:00 horas en nuestra ciudad, unos 300 indignados recorrieron esta tarde varias calles para gritar ‘NO’ a la inyección millonaria de la UE a la banca española por considerar que la operación –anunciada hace una semana por el Gobierno de Mariano Rajoy- “no es un rescate, es una estafa”.

Pese a que la tarde no prestaba mucho a sumarse a la Marcha Cidadá convocada, entre otros, por Democracia Real Ya y el 15M, los que decidieron secundarla lo hicieron con la misma fuerza que en otras ocasiones. Con chubasqueros, botas de agua y paraguas familias, pandillas de chavales y ciudadanos, en general, no quisieron quedarse en casa y rechazaron con su presencia este rescate.

Con canciones como “la banca, la banca, la puta de la banca, la madre que la parió”, “aquí las cacerías no son de elefentes son de pensionistas e inmigrantes” o “no queremos, no nos da la gana ser un protectorado alemán” los indignados vigueses discurrieron por la calle Venezuela, Gran Vía y  Urzáiz hasta finalizar en la emblemática farola de dicha calle, todo un símbolo del 15M vigués.

Entre los que apoyaron esta protesta integrantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Vio, Mos, Tui y Baixo Miño, entre ellos, Jesús Fernández y Clara Fervenza, el matrimonio que logró parar el desahucio de su casa el pasado mes de mayo. También estuvieron miembros de la Unificación Comunista de España (UCE), entre otros colectivos.

Tras el recorrido, que empezó con una intensa lluvia y acabó con la salida del sol, hubo una lectura de manifiesto de los convocantes. Exigieron que celebre ya un referéndum vinculante para que el pueblo pueda decidir si quiere o no el rescate de la UE, así como pidieron una auditoria de la deuda privada.

También te puede interesar