RGPD - Cookies
Nacional

El #rescate lo pagaremos los ciudadanos

Así de claros han sido varios economistas consultados por la redacción de vigoalminuto, “los españoles tendremos que pagar, sino toda, parte de la cantidad que nos deja Europa”; ¿cómo?, de varias maneras, si esta se hace llegar a los bancos desde el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), como dice el Eurogrupo, ese dinero debe ser garantizado con capital público español, es decir, por el Estado que, de acuerdo con la legislación europea, “es quien recibe la ayuda y quien tiene la obligación de garantizar que se devuelva”, por lo cual repercutirá en los presupuestos generales, “que se financian con las aportaciones de los ciudadanos, vía impuestos, sean estos directos o indirectos, tasas, multas, y que deben contemplar, “como un préstamo normal, por simplificarlo, que hay que pagar lo que nos prestan y los intereses de esa cantidad”, no hay que olvidar que el ministro ha hablado de “préstamo, en unas condiciones especiales, pero préstamo al fin y al cabo”.

También hay que tener en cuenta que el Gobierno, a su vez, dejará ese dinero a los bancos, “y tendrán que devolverlo una vez se complete su saneamiento”, y “¿cómo vana devolverlo?, pues teniendo en cuenta el negocio bancario, deberán subir comisiones, es decir cobrarán más por sus servicios, ¿a quién, a sus clientes?, ¿quiénes son sus clientes?, nosotros”.

Además de ello hay que considerar que el dinero no procede de una caja fuerte o de la fábrica de euros, sino que la Unión Europea “emite deuda por la cantidad que va a prestarnos”. La deuda “es a un interés determinado: alguien nos deja dinero a cambio de una rentabilidad, y cumplido el plazo al que se compre, hay que darle su dinero con lo que ha ganado invirtiendo en deuda europea, eso supone que es Europa la que paga, y nosotros estamos en Europa”. Hay otras maneras, “como la compra de artículos o bienes fabricados en otros países, como China: compra deuda europea a cambio de que le abramos nuestros mercados, demos facilidades a sus inversiones en nuestros países…y ello puede traducirse en pérdida de empleos, menor competitividad, etc, en este caso, también pagamos”.

Pero, además, pagamos de una forma más: la economía española deberá cumplir una serie de requisitos. Entre ellos la reducción de su déficit público, que redundará en una reducción de gastos en distintos ámbitos, “algunos ya los hemos visto: la sanidad, la educación…pero tendrán que seguir otros, como la mastodóntica administración pública, ello redundará en un deterioro de los servicios públicos…y ahí también pagaremos, decir que sólo pagarán los bancos no es verdad, el ministro cuando ha dicho que les afectará a ellos y no a los ciudadanos ha sido, siendo generoso, muy poco sincero”.

 

También te puede interesar