Vigo al día

Palmeros, panchistas y periodistas

Tras perder las elecciones de 1945, Winston Churchil, le contestó a un compañero de gabinete cuando este le preguntó cómo estaba, “¿sabes lo que es un líder sin seguidores? un individuo dando un paseo”. Ese comentario, con el que el primer ministro explicaba como se sentía, debería ser el que estuviesen haciéndose la mayoría de nuestros políticos locales, si les dejásemos. Dejásemos, no de permitir, sino de abandonar.

Eso es lo que tendríamos que haber decidido, ya hace años, los informadores, que este jueves clamamos, coincidiendo con el Día Mundial de la Libertad de Prensa, que sin periodistas no hay periodismo.

Eso es: sin periodistas no hay periodismo. Porque, por si alguien cree lo contrario, no es periodismo el transcribir lo que se dice en una rueda de prensa en la que no pueden hacerse preguntas, eso es dactilografía; nada que ver con ‘ir a misa’ o, lo que es lo mismo, renunciar a hacer preguntas cuando pueden hacerse, o ir de ‘palmero’, que no solo es el que tocaba las palmas sentado al lado de Camarón, sino el que va a una convocatoria a hacerle al convocante esas preguntas que se contestan con la conocida coletilla, “me alegra que me haga esa pregunta”.

Tampoco es periodismo, no es nada bueno,  lo que puede salir de una rueda de prensa convocada sin indicar quién va a hablar o sobre qué tema; eso se llama ‘panchismo’, en homenaje a ‘Los Panchos’ y a aquella canción “si tu me dices ven, lo dejo todo, si tu me dices ven, será todo para mi”; y menos conformarse con ir a que le hablen a uno de ‘temas de actualidad’, o desayunarse, sin más, algo tan sobao como “eso no toca hoy”:  en tales circunstancia se habla de ‘ay se eu che pego’, que es exactamente lo que hace el compareciente con el informador de cuerpo presente.

En todos estos casos el, o la, [email protected] de prensa del personaje que ha citado a los informadores debería estar haciendo esta pregunta ‘¿hay algún periodista en la sala? y la respuesta debería darla el eco ‘sala, ala, ala..”, porque para eso no están los periodistas, para eso valen los maniquíes que ‘Modas La Polaca’ está liquidando por cierre del negocio.

¿Ejercer de informador habría evitado los 6.234 despidos que se han producido en los medios de información? No, nada los habría evitado, porque la mayoría de los dueños de esos medios son sólo mercaderes de alfombras turcas que nos han vendido como género defectuoso o nos han comprado por un iphone y dos entradas para el fútbol. Ellos solo entienden una palabra, ‘dinero’ y Libertad de Prensa son tres.

¿Entonces?, entonces habríamos acabado en la puta calle, igual, pero estaríamos más cómodos cargando cajas en el Carrefa, una profesión igual de digna que la de periodista, y no preguntándonos cómo pudimos ascender de palmeros a reponedores.

¡Ah!, y un político en una sala de prensa delante de veinte sillas vacías es el tipo que está a punto de salir a la calle a dar un paseo…solo.

 

También te puede interesar