RGPD - Cookies
Sucesos

Breivik mató a quienes le parecían de izquierdas y perdonó a los de derechas

Así lo ha confesado el asesino. Anders Behring Breivik, que mató a 77 personas en Oslo y en la isla de Utoya, ha declarado ante el tribunal que seleccionó entre sus víctimas a las personas que “tenían aspecto de marxistas«. “Algunas personas parecían más de izquierdas que otras y apunté mi fusil y mi pistola contra ellos, si otra me parecía de derechas, si esa era su apariencia, entonces no le disparaba”, ha relatado el ultraderechista.

Tras esta declaración, Breivik ha pedido disculpas a las víctimas colaterales causadas por la bomba que puso en la capital noruega, pero su arrepentimiento quedó explicado en una frase: «lo pasado, pasado está«.

Asimismo, durante el interrogatorio, el asesino ha explicado con detalle cómo el pasado 22 de julio colocó un coche bomba frente a edificios del Gobierno en Oslo, que causó ocho muertos, y cómo poco después llevó a cabo la masacre durante un campamento de las juventudes laboristas en Utoya, en la que mató a 69 personas, en su mayoría adolescentes

 

También te puede interesar