RGPD - Cookies
Nacional

Habemos Presupuestos Generales del Estado, los más austeros de la democracia

Un momento de la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros (foto: web Moncloa)

Todos los pronósticos eran de austeridad, austeridad y austeridad y no se ha quedado corto nadie. Hablamos de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este 2012 y que vieron la luz hoy, tras aprobarlos el Consejo de Ministros. Estamos ante los PGE más austeros de toda la democracia española.

El ajuste global será de 27.300 millones de euros con el que se pretende reducir el objetivo de déficit público desde el 8,5% de 2011 al 5,3% al final del año, después de fijarse definitivamente con el visto bueno de Bruselas.

Esos 27.300 millones de euros, de los que 17.800 corresponden al Estado, se lograrán a través del incremento de ingresos y la reducción del gasto.

Así lo anunciaron en una rueda de prensa  conjunta la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sánez de Santamaría, acompañada a su vez del ministro de Hacienda y de Industria, Cristobal Montoro y José María Soria.

Con respecto al  gasto total de los PGE caerá un 9,6% este año, hasta los 122.083 millones de euros. Este descenso se concretará en una bajada del gasto de los ministerios del 16,9%, hasta los 65.803 millones de euros, lo que  permitirá mantener el sueldo de los funcionarios y las prestaciones básicas, o sea, pensiones y desempleo.

Los ministerios que más verán mermadas sus cuentas son el de Educación que su presupuesto  sufrirá un recorte de más del 21% y el de Sanidad con otro de casi del 14%.

Por cierto, de lo poco que se salva para no ‘achucharnos‘ más con estas nuevas medidas del Gobierno que no nos suben el IVA y de las cosas peores que mete un tijeretazo al gasto de las políticas de empleo en 1.557 millones de euros. También se recorta en 322 millones de euros en ayudas de vivienda, se reestructura la fiscalidad del tabaco, se mete una buena rebaja a la cooperación  por unos 1.389 millones de euros.

Amninstía fiscal

Otra de las medidas anunciadas hoy el Gobierno fue la puesta en marcha de una amnistía fiscal para el capital que retorne a España o que esté oculto dentro del país, que sólo tendrá que pagar un gravamen especial del 8% o el 10%, quedando así exonerado de cualquier penalización o sanción. Con esta medida, se reacudarán 2.500 millones de euros. 

No es por fastidiar, pero, a veces, las hemerotecas hablan por sí solas, el PP rechazó una amnistía fiscal similar a la aprobada hoy cuando estaba en la oposición.

También te puede interesar