RGPD - Cookies
Deportes

El Celta empata con el Huesca 1-1

Un momento del partido de ayer (foto: web oficial Celta de Vigo)
TEXTO (web Real Club Celta de Vigo)
El Celta empató ayer en Huesca en un nuevo partido sin fortuna para los celestes, que en la primera mitad se toparon con el palo y al rato con un gol en contra en la primera llegada rival.
En la segunda, de dominio absoluto, abrumador, de los célticos, hubo ocasiones de sobra para ganar. El empate, más que merecido, llegó al final con un golazo de chilena de Joan Tomás. Primer minuto, primer remate. David lanzó fuera desde dentro del área tras un buen pase de De Lucas.
 
El Celta arrancó así en El Alcoraz, muy metido en el choque, concentrado y decidido. El Huesca, necesitado de puntos para salir de la zona baja, puso también intensidad y empeño, por lo que el encuentro nació entretenido y disputado.

Los celestes volvieron a llegar bien a los 11 minutos tras un pase atrás de De Lucas y un remate de Orellana que atrapó bien Luis García. Ambos equipos presionaban con firmeza en la salida de balón y protegían buen sus porterías, por lo que las ocasiones eran escasas, aunque eran los célticos los que mostraban mayor peligro, más determinación en ataque.

El infortunio, terrible últimamente, apareció a los 18 minutos con una falta lateral que lanzó De Lucas y Túñez peinó en boca de gol, pero el cuero se estrelló en la madera. El Celta dominaba ya con claridad el encuentro, parado en muchas ocasiones por las continuas faltas del conjunto local.

El Huesca marcó en su primer remate. Balón suelto en la frontal y zurdazo impresionante de David Vázquez. Un golazo para sellar un resultado injusto, ya que el Huesca ni se había asomado en ataque. Al Celta le tocaba una vez mas tratar de reponerse de un duro varapalo.

Los celestes mantuvieron el mando del partido. Los locales dieron un paso atrás para defender su renta y dificultaron las transiciones celestes con la intención de salir rápido por banda. A falta de diez minutos para el final, el cuero era  del Celta, pero sin acabar de generar buenas ocasiones de gol.

La tuco el Huesca a los 38 minutos con un buen centro de Omar y un remate a bocajarro de Roberto que salió ligeramente desviado. Álex López lanzó alto desde lejos a los 41 minutos tras una buena jugada de Hugo Mallo. El ritmo de juego había bajado de manera notable en el tramo final de esta primera mitad, como quería el Huesca.

Tras la reanudación, con Joan Tomás por Mario Bermejo, el Celta trató de acelerar un tanto sus acciones en busca de un empate rápido que les metiese de lleno en el choque. El Huesca, como en la primera mitad, interrumpía mucho el juego, hacía constantes faltas y evitaba de esta manera que el juego celeste tuviese continuidad. Se había metido además muy atrás, esperando a los celestes para salir a la contra.

El Celta necesita precisión y paciencia para tratar de superar a los locales, muy ordenados y firmes en defensa. David tuvo una gran ocasión a los 8 minutos tras un pase genial de Joan Tomás, pero el remate del ariete, con la izquierda, acabó en el pie de Luis García. Gran oportunidad para el Celta en el arranque de la segunda mitad.

El delantero talaverano dispuso de otra buena ocasión a los 12 minutos tras una nueva acción de Joan Tomás. El remate del ariete fue atrapado por el meta rival. El Celta llegaba ahora con claridad, acumulaba ocasiones, desbordaba a su rival. Buen juego y muchas ocasiones cuando se cumplía un cuarto de hora de juego.

El Huesca había desaparecido por completo, estaba a merced del Celta, al que le faltaba una pizca de acierto en los metros finales. Era un acoso constante, pero sin frutos. Pasaban los minutos, veloces, con un solo equipo en el campo, pero que no acababa de anotar.

El Celta lo intentaba de todas las maneras, pero se encontraba con un rival que defendía con diez en su campo. Fue un acoso constante, feroz, en busca de un empate más que merecido, pero que no acababa de llegar. De Lucas lanzó alto una falta lejana en una de las pocas opciones que el Celta podía crear ante la muralla local.

Y la justicia volvió, en parte, con un golazo de Joan Tomás, espectacular. Centro de Hugo, rechace, control con el pecho y chilena magnífica de espaldas a la escuadra.  Empate muy corto para el Celta.

También te puede interesar